Conócete a ti mismo

José Miguel Fernández Nápoles
3 min read
Conócete a ti mismo – Jose Miguel Vale – WebMediums
Templo de Delfos
Esta lacónica y enigmática frase rezaba en el Templo de Delfos hace más de tres milenios, esculpida en la roca con la tozudez de quien pretendiera que no la olvidáramos nunca. ¿Quién podría asegurar con certeza lo que habían llegado a conocer los hombres de aquella civilización para hacernos tal recomendación?
Conócete a ti mismo – Jose Miguel Vale – WebMediums
Griegos.

Una tras otra han ido sucediéndose generaciones y parece algo similar a lo que ocurre con las fotocopias: cada vez se hace más borrosa y perdida en el tiempo la voz del oráculo.

Al ir creciendo nos zambullimos en el proceso de aprendizaje: aprendemos a andar, a hablar, a leer y escribir. Nos obligan a memorizar los productos notables del ocho y el nueve (que para mi al menos, fue una tortura), cómo se conjugan los verbos en un tiempo mágico que se llama pretérito pluscuamperfecto y que no usarás ni de broma en el resto de tu vida, el clima de la Patagonia y la tabla periódica de los elementos.
Conócete a ti mismo – Jose Miguel Vale – WebMediums
La carrera
En cambio nadie nos educa nunca en conocernos a nosotros mismos. ¿Quién puede enseñarte la nobleza que hay en tu corazón? ¿Quién sabe lo que eres capaz de hacer por tus Seres queridos y por un desconocido? ¿Quién sabe lo que sientes cuando ves un atardecer, o el vuelo de una mariposa, o en esas tardes frías y lluviosas cuando la tristeza te embarga? ¿Quién puede tener siquiera una idea de lo que ocurre cuando te quedas solo(a) para conciliar el sueño, que ideas pasan por tu cabeza? ¿Cómo te ves ante los demás? ¿Qué crees que mereces? ¿De dónde percibes que vienes? ¿Qué has venido a hacer a este mundo? ¿Qué ocurrirá después que te vayas?La única forma de conocernos es el silencio, puede ser en la montaña o en el mismo centro de un gentío, mientras haces una cola o en tu habitación con todas las tecnologías desconectadas.
Conócete a ti mismo – Jose Miguel Vale – WebMediums
Medita unos minutos al día.
Hay en tu pecho una cáscara de nuez encantada que da saltitos y hace brotar el amor, hace el milagro de que te alejes de las quejas y las lamentaciones, provoca la alquimia que transforma los resentimientos en perdones, la lástima en compasión y comprensión, el miedo en aceptación. Cuando dedicas unos minutos a conocerte pasa como con el bambú japones que una vez sembrado demora en brotar de la tierra muchos años, y parece que algo ha ido mal, que se ha perdido, que es una tontería seguir esperando porque sigues ansioso, esclavo de esa maquinaria de fabricar pensamientos. La mayoría de inconformidad y desesperanza, que eso de quedarte a solas y en silencio no sirve de nada, que no resuelve ningún problema, que hay que ir "allá afuera" a "hacer algo más importante" Sin saber que cuando menos lo esperas brota con fuerza de la tierra el tallo que sostendrá las hojas y en un par de semanas crece varios metros, y en tu vida como por arte de magia, va apareciendo una paz nueva, una alegría sin motivos aparentes: La alegría de SER.Mi vida es una gozada desde que decidí dedicar algunos minutos del día al conocimiento, a entrar en contacto con lo que verdaderamente soy, a percibir desde el amor que nada falta ni sobra en mi mundo. Mi vida está llena de paz y alegría progresivas desde que resueltamente decidí conocerme a mi mismo.
+0
Go to the profile of José Miguel Fernández Nápoles

José Miguel Fernández Nápoles

Member since over 2 years

Cubano, emigrante en España, disfrutando de esta parte de mi vida. Compartir es mi camino.

Go to Jose Miguel Vale

Jose Miguel Vale

Publication start over 2 years

Percibo que soy más que cuerpo físico, mental y emocional. No se quien soy, pero SOY MAS, MUCHO MÁS!!

Responses