Listen to this story

--:--

7:38

Vera y Cayetana son las niñas fallecidas en el castillo inflable en España

Ocho niños resultaron heridos, algunos de ellos con requerimiento de tratamientos médicos.

Veronica Morao
7 min read
Vera y Cayetana son las niñas fallecidas en el castillo inflable en España

Durante la feria en el este de España, Vera, una niña de 4 años y Cayetana, de 8 años de edad, fallecieron a causa de los daños que sufrieron después de que las fuertes brisas levantaran unos metros en el aire el castillo inflable donde estaban jugando.

Como resultado del suceso, hubo tres fallecidos y otros niños resultaron heridos, algunos con requerimiento de cuidados hospitalarios.

El alcalde Carlos Bielsa, dijo vía Twitter que no hay declaraciones alentadoras, ente este drama. Asimismo, la alcaldía de Mislata aseguró que se guardaría un minuto de silencio, en memoria de la niña fallecida este martes.

Todas las fiestas que estaban previstas para estas fechas han sido suspendidas, incluyendo el desfile tradicional de los Reyes Magos. En el Municipio se decretaron tres días de duelo.

Mislata es una comarca que bordea la ciudad de Valencia, en la costa este de España. El mes pasado, un caso parecido sucedió en Tasmania-Alemania, cuando cinco niños murieron tras caer de un castillo de inflable, al ser levantado por un fuerte viento.

Desesperación en el momento

Vera y Cayetana son las niñas fallecidas en el castillo inflable en España

La madre de Cayetana, estaba junto a su hijo mayor, viendo a la niña. Al ver el fuerte viento, se comenzó a preocupar, ya que sacudía peligrosamente la atracción e intentó ineficazmente sujetar a la niña con sus propias manos. A pesar de esto, fue inevitable que ocurriera la tragedia.

Como indica su declaración, ella creía que estaba asegurado, le parece impresionante que no lo estuviera. Lamenta el fallecimiento de su pequeña, algo que le ha llevado a confirmar que "esto no va a quedar así”.

El abuelo materno de la pequeña Cayetana se ha puesto en contacto con los abogados para pedir responsabilidades penales y comunes a quienes considera responsables de la desgracia que ha golpeado a su familia.

El señor insiste que ni el propietario de la atracción, Toni ‘el Terremoto’, ni el Ayuntamiento de Mislata (Valencia), se preocuparon en asegurar que todo estuviera debidamente instalado, cumpliendo las normativas requeridas.

La madre de Cayetana declaró que "Ningún padre está preparado para este tipo de situaciones, estamos totalmente abatidos”. También agradeció el esfuerzo del personal clínico que intentó salvar a Cayetana, en el Hospital La Fe.

Sus expresiones de agradecimiento se extienden al personal de bomberos, emergencia y a los policías. La señora reconoce que intentaron salvarle la vida de todas las maneras que pudieron.

Apoyo a la familia

En el colegio Jesús-María de Valencia, los compañeros y docentes de Cayetana, aseguraron que ella era una niña muy amable y muy dulce.

La niña fue enterrada en Valencia mientras sus padres confían en que el examen policial se cierre. Están convencidos de que el fallecimiento de su hija podría haberse evitado. Comentan que necesitan que algo así no se repita.

El Ayuntamiento de Mislata salvaguarda la legalidad de los presupuestos de afectación que tenía el palacio de la diversión y que no es necesario que un especialista del Consistorio audite el establecimiento. Es adecuado que lo haga un proyectista contratado por la feria.

En cualquier caso, un informe del Grupo de Homicidios de la Policía, que ha asumido el control del examen, sostiene que el palacio de la diversión no estaba amarrado al suelo, simplemente apegado a ciertos sacos de tierra y asientos y árboles de la plaza. Algo inadecuado, incluso, con torbellinos como el que sopló aquella desafortunada tarde en Mislata.

Donación de órganos

La familia de Vera, quien es la segunda niña fallecida como resultado de la tragedia del castillo inflable en Mislata, ha decidido donar los órganos de la pequeña.

Vera llevaba cuatro días con la muerte cerebral por un golpe extremo en la cabeza, hasta que falleció el pasado domingo.

Su padre tramitó toda la documentación importante en el juzgado para que los órganos de Vera puedan ayudar a otros jóvenes, como ella, que están en la lista para que reciban el trasplante de órganos.

A través de su cuenta de Twitter, el papá de Vera afirmó que la joven tras su fallecimiento, permitió una oportunidad de vida a 5 niños, que recibirán la donación.

Posibles culpables

Vera y Cayetana son las niñas fallecidas en el castillo inflable en España

Un representante de la familia de Cayetana ha manifestado que, evidentemente los anclajes del castillo no estaban bien instalados.

Al tiempo que ha mostrado su sorpresa por el hecho de que el castillo se mantuvo abierto, independientemente de las condiciones climatológicas que exhortaban a su cierre.

La familia indica que los responsables de todo esto son los encargados de dirigir las atracciones.

Asimismo, insisten que el propietario de la atracción conocida como Toni 'el temblor' responda ante los tribunales por los supuestos incumplimientos de las directrices pertinentes y que ha causado el terrible accidente en este parque de diversión en Mislata.

Testigos del evento

Los observadores de la emotiva ocasión han hecho saber a la policía que "las dos jóvenes estaban en el suelo con cara de circunstancias".

Uno de los primeros en aparecer fue un hombre que pasaba por la zona y que ayudó a las familias a buscar a sus niñas. Según declaró a los medios de comunicación, estaban muy preocupados y todos se dedicaron a ayudar a los agentes de la Policía Local a levantar los restos del castillo de diversión para encontrar otras posibles víctimas.

Una mujer quien también fue testigo, asegura que no deja de recordar lo ocurrido. "Vi a los jóvenes en el aire y dije: Madre mía, se cae", declaró.

La chica que por la preocupación no dejaba de llorar, aclaró que, estaba paseando a su mascota por la calle e inesperadamente, vio la colchoneta ascender.

Este suceso lo pudo grabar, ya que en ese momento estaba conversando con una amiga y la fuerza del viento le llamó mucho la atención.

Además, contó que todos los que estaban presentes ayudaron en la búsqueda.

Los informes iniciales muestran que fue un fuerte viento el que levantó el castillo de diversión haciendo que los niños salieran desprendidos. Esta atracción se estrenaba las nuevas instalaciones del recinto ferial de Mislata.

Mala instalación

Los principales resultados de la investigación explican que, la atracción no estaba amarrada al suelo, solo sujetada con cuerdas a unos sacos que funcionaban como estabilizadores.

El informe coincide con los primeros resultados de la Policía Local y la Industria del Ayuntamiento de Mislata. Minutos después del impactante suceso realizaron una primera investigación en el lugar.

Examen del caso

El viento sopló a 60 km/h en Mislata esa tarde. Los especialistas están tratando de decidir las condiciones que conectan con las ráfagas de viento que se produjeron en la tarde del suceso, y por qué las atracciones no se desinstalaron según las directrices que prevén hacerlo cuando la velocidad supera los 38 km/h.

El informe policial indica que a aproximadamente a las ocho de la tarde se produjo un fuerte viento el cual superaba los 30 km/h con picos cerca de 60 km/h a las nueve de la noche.

Los agentes reseñan que en diferentes pueblos hubo fiestas. En Torent al ver que aumentaba el viento decidieron cerrar sus atracciones.

El dirigente de la Asociación de Industriales Feriantes de Valencia, José Esteban, ha conversado sobre el cumplimiento de las directrices en este tipo de atracciones, ya que, están amarradas al suelo.

Sin embargo en condiciones de viento como las de ese día, en cuestión de minutos se levanta y no se puede hacer nada.


Responses