Listen to this story

--:--

6:08

¿Cómo acelerar la cicatrización de una herida?: Los mejores tips para emergencias

Maria de Piña
5 min read
¿Cómo acelerar la cicatrización de una herida?: Los mejores tips para emergencias
¿Cómo acelerar la cicatrización de una herida?: Los mejores tips para emergencias

En algunos casos la cicatrización será mucho más lenta debido a alguna patología, o el tamaño y la profundidad del corte. Pero para los casos más comunes existen alternativas que podemos aplicar para acelerar un poco el proceso de cicatrizado.

¿Qué puedo utilizar si deseo cicatrizar una herida más rápido?

No todos los organismos son iguales, pero si no posees ninguna patología como la diabetes, estos remedios te ayudaran. De igual manera puedes consultar con tu médico personal para mayor seguridad.

Miel

A la miel se le atribuyen múltiples propiedades y entre ellas está la capacidad de favorecer a la rápida cicatrización. Gracias a que dispone de componentes antibacterianos, cuida la piel de infecciones y ayuda a reducir la hinchazón.

Se coloca directamente sobre la herida y se cubre con una venda limpia. hay que estar muy atentos para evitar que los insectos se acerquen. Lo más correcto es emplear una cantidad moderada y cubrirla firmemente.

Aloe vera

No por nada se considera uno de los cicatrizantes naturales más famosos en todo el mundo. La sábila, como es conocida, es recomendada especialmente para las quemaduras, pero tiene un muy buen efecto sobre cualquier tipo de herida.

Esta planta también se considera analgésica y posee un alto grado de colágeno, lo que ayuda a restablecer el tejido dañado. Se aplica, simplemente sobre el área lesionada y sus componentes trabajan acelerando el proceso.

Romero

El romero goza de mucho más que un excelente olor, también tiene la capacidad de actuar como un poderoso antiinflamatorio. Esto es muy beneficioso si se quiere que una herida cicatrice con mayor velocidad, además también es antibacteriano.

Una forma muy práctica de usarlo es mediante la aplicación de su aceite esencial, verter un poco de este sobre una herida será muy beneficioso para la cicatrización de la piel.

Manzanilla

Todos conocemos de su potente efecto contra los nervios, pero para sorpresa también es aplicable para las heridas. Los componentes químicos que la conforman favorecen a la restauración de la piel dañada y también actúa como antialérgico natural.

Para utilizarla solo debes preparar una infusión, dejarla reposar hasta que esté tibia, humedecer una gasa y luego frotar el líquido sobre la herida, si lo haces constantemente en pocos días verás los resultados.

Cebolla

Es bien sabido que puede aplicarse para lidiar con las quemaduras, pero también es útil con las heridas. La cebolla está compuesta por distintos elementos, entre ellos el azufre, lo cual le otorga propiedades cicatrizantes y te permite aplicarla sin sentir irritación.

La cebolla está entre los antibacterianos naturales, puedes emplearla aplicándola con una compresa sobre el área afectada sin que te resulte incómodo.

Ajo

Este es otro de los componentes famosos de la cocina que gracias a sus compuestos entran en este top de aceleradores para la cicatrización. El ajo consigue la agilización de la fibrinolisis en las heridas, lo cual favorece mucho y protege de cualquier tipo de contaminación.

Su aplicación es directa sobre la herida, pero debe retirarse a los 15 o 20 minutos, ya que causa irritación y no es nada cómodo su efecto sobre la piel. A muchos no les agrada, debido a su olor, pero es grandemente beneficioso.

¿Qué retrasa la cicatrización de una herida?

¿Cómo acelerar la cicatrización de una herida?: Los mejores tips para emergencias
Cicatrización en diabéticos

Uno de los factores principales que influye, es sufrir de alguna patología que nos afecte en cuanto al proceso de cicatrización.

La diabetes es la más conocida, pero enfermedades vasculares, falta de colágeno o patologías sanguíneas también contribuyen a la lentitud.

Cuando algún cuerpo se mantiene en el lugar de la herida esto también influye, objetos, como astillas, trozos de metal o vidrio, pueden estar alojados sin que los notemos. Por otro lado, también el consumo de algunos medicamentos puede retrasar el cicatrizado.

El cuidado que se le dé a la herida es uno de los principales factores y no solo en cuanto a limpieza, sino en cuanto a movilidad y reposo. Muchas lecciones tardan más de lo esperado debido a que quienes las poseen realizan demasiado movimiento en el área afectada.

Por último, cabe mencionar, que tanto la profundidad como la anchura de la lesión van a influir mucho en su proceso de recuperación. Las heridas superficiales suelen reponerse rápidamente, incluso sin ningún cuidado, pero otras requieren rigurosa atención.

La importancia de agilizar la cicatrización

Mayormente, para prevenir el riesgo de infecciones, entre más tiempo una herida permanezca activa, es mayor el peligro de infección. Vivimos rodeados de todo tipo de bacterias y microbios, y es muy fácil infectarse si poseemos una herida abierta.

Esto no solo debe procurarse desde la aplicación de los productos mencionados anteriormente, ya que la mejor forma de agilizar el proceso es aplicar las reglas básicas para la atención de cualquier herida.

  • Limpieza diaria: La higiene diaria es primordial, utilizar agua, jabón y algún antiséptico te asegura una curación rápida.

  • Protección: Cambiar gasas a diario y realizar un amarre correcto te protege de los agentes externos.

  • Reposar: Debes evitar el movimiento tanto como sea posible, solo con un reposo adecuado tu piel sanará rápidamente.

Áreas más difíciles de cicatrizar

Dejando de lado lo que respecta a la intensidad de la lesión, nuestro cuerpo posee ciertas áreas donde resulta más tardío el proceso de cicatrización. Algunas de esas áreas son las siguientes y conviene conocerlas por si te lesionas en ellas.

  • Espalda.

  • Bordes internos de las extremidades.

  • Pies.

  • Manos.

Entre menos flujo sanguíneo posee el área, esto será mucho más lento y la condición se vuelve más complicada si el paciente posee avanzada edad.

Ante cualquier lesión procura atenderla con responsabilidad, aplica cada consejo anterior con la supervisión de tu médico personal y recuerda que mejor fuente de rapidez es efectuar los cuidados básicos al pie de la letra.

 

Responses