Listen to this story

--:--

3:48

Aprende hacer las mejores alitas de pollo al horno crujientes para compartir

Maria de Piña
4 min read
Aprende hacer las mejores alitas de pollo al horno crujientes para compartir
Aprende a cómo hacer las mejores alitas de pollo al horno crujientes

No podemos negarlo, las alitas de pollo al horno son uno de los mejores platillos para compartir entre amigos y familia. Aunque te aseguro que con esta receta que aprenderás no querrás repartirlas.

Actualmente, existen miles de formas de cómo preparar estas exquisitas piezas. Sin embargo, hacerlas al horno con un acabado crujiente, es la manera más fácil y apetitosa que a todos les hará agua la boca, y aquí te muestro la manera más práctica y segura de obtenerlas.

¿Cómo hacer alitas de pollo al horno con acabado crujiente?

Aprende hacer las mejores alitas de pollo al horno crujientes para compartir
¿Cómo hacer alitas de pollo al horno crujientes?

Para obtener unas alitas de pollo al horno crujientes, existen diferentes procedimientos que podemos probar.

No obstante, si no tienes muchos minutos y deseas unas alitas crujientes, pero a la vez jugosas por dentro, te recomiendo que sigas esta receta.

Ingredientes:

  • 10 unidades de alitas.

  • Aceite de oliva extra virgen 3 cda.

  • Orégano seco 1 cdta.

  • Pimiento en polvo 2 cdta.

  • Ajo en polvo 2 cdta.

  • Pimienta molida.

  • Sal.

  • Almidón de maíz 40 g.

  • Polvo de hornear 10 g.

  • El zumo de medio limón.

Preparación de alitas de pollo al horno crujientes

Aprende hacer las mejores alitas de pollo al horno crujientes para compartir
Preparación de alitas de pollo al horno crujientes

Ya con los ingredientes preparados, ¿cómo hacer alitas de pollo al horno crujientes?, pues atento, y ponte el delantal para comenzar con los siguientes pasos.

1. Limpia las alitas

Por lo general, al comprar las alitas en la carnicería, vienen con pequeños detalles que debemos quitarles, tales como restos de plumas o raíz de ellas, esto para hacer más agradable la degustación.

Por otro lado, retírale las puntas de las alas, pues estas son solo hueso, dejando las partes más carnosas para preparar.

Por último, lávalas con abundante agua. Algunas alitas vienen con residuos de mucosa, por lo que es mejor retirárselas con un baño de agua.

2. Condimenta

Para obtener unas suculentas alitas de pollo al horno, el condimentarlas es la clave. Por ello procede a llevar las alitas a un bol, allí integra el pimiento, el ajo en polvo y el orégano, junto a la sal y pimienta recién molida al gusto.

Mézclalos bien y resérvalos, deja que penetren lo suficiente cada uno de los ingredientes por un mínimo de 1 hora.

3. Activos para generar el efecto crujiente

Si te preguntas, qué es lo que hace que las alitas puedan quedar crujientes en el horno, la respuesta está en los activos que integras a la preparación. El almidón de maíz, acompañado del polvo para hornear y el zumo de limón, son los principales.

Ahora bien, mezcla el almidón con el polvo para hornear, y luego coloca en tu mesa las alitas reservadas, a estas integrales la mezcla. Úntales bien los polvos para que cada alita quede cubierta, y para sellarlas aplícales las cucharadas de aceite de oliva y mezcla.

El zumo de limón se aplica una vez estén las alitas sobre la bandeja.

4. A la bandeja y al horno

Ya preparadas, acondiciona una rejilla con una bandeja de bajo, ya que esta última recogerá los líquidos y la grasa. Sobre la rejilla coloca las alitas y ya puestas, rocíales el zumo de medio limón encima.

El horno debe estar precalentado a 220° C, y manteniendo esa temperatura, se ingresa la bandeja de alitas, a un nivel medio dentro del horno, esto durante 20 minutos.

Luego, al estar doradas por ese lado, se sacan para voltearlas y se ingresan nuevamente hasta que se terminen de dorar.

El tiempo según tu horno puede variar, por lo que la verificación más acertada será el ver si ya están lo suficientemente doradas.

Y listo, ya con esto podrás degustar de las mejores alitas de pollo al horno, sin la necesidad de freírlas. Solo falta acompañarlas con tus salsas preferidas y ¡a comer!

Responses