Listen to this story

--:--

7:04

Potaje de garbanzos: Las mejores recetas para hacerse agua la boca

Maria de Piña
6 min read
Potaje de garbanzos: Las mejores recetas para hacerse agua la boca
Potaje de garbanzos: Las mejores recetas para hacerse agua la boca

Este es un platillo que cuenta con la cultura de dos países, Cuba y España, y la tradición y sazón de sus habitantes nos arrojan distintas recetas de potaje de garbanzos.

Aquí descubrirás cómo hacerlos, yendo desde la preparación más tradicional, hasta las más innovadoras para disfrutar en familia de los sabores de la tierra.

Top 3 de las mejores recetas de potaje de garbanzos

Aunque larga es la lista de recetas de este singular guiso de legumbres, acá aprenderás 3 de las más populares.

Para cada una, lo más recomendable para acelerar el proceso de cocción de los garbanzos es dejándolos remojar desde el día anterior. De este modo tendrás unas legumbres blandas más rápido.

1. Potaje de garbanzos cubano

Potaje de garbanzos: Las mejores recetas para hacerse agua la boca
Potaje de garbanzos cubano

Comenzamos nuestro recetario con un clásico, el potaje de garbanzos cubano. La razón es que en él encuentras una explosión de sabores de la tierra junto al indescriptible sabor del puerco en sus distintas presentaciones de embutidos.

Un platillo no apto para personas con problemas de colesterol e hipertensión. Pero excluyendo esto, podrás disfrutarlo teniendo los siguientes ingredientes:

  • ½ kg de garbanzos.

  • 1 morcilla.

  • 1 chorizo.

  • ¼ libra de tocino.

  • 2 papas de tamaño mediano.

  • 1 cebolla grande.

  • 4 dientes de ajo.

  • 2 cda de puré de tomate.

  • ½ cdta de pimentón rojo en polvo.

  • Sal y pimienta al gusto.

  • 2 cda de aceite de oliva.

  • 1 litro de agua.

Con los garbanzos ya remojados, escúrrelos bien y resérvalos. Ahora comienza por picar en trozos los embutidos, trata de que no sean medianos en el caso del chorizo y la morcilla, picando en rodajas que luego cortarás a la mitad. Con este tamaño será más cómodo su ingesta.

Luego procede a picar finamente la cebolla y triturar bien los dientes de ajo, finaliza este paso pelando y cortando en trozos las papas.

Ahora toma una olla, y a fuego medio alto con aceite sofríe primero el ajo, solo dorando levemente, luego intégrale la cebolla y al ya estar cristalina colocarle los embutidos y la mitad de las papas.

Revuelve mientras ellos sacan sus jugos y cuando la papa esté un poco dócil agrégale el puré de tomate, revolviendo por 5 minutos. Culmina este paso colocando los garbanzos y el agua junto a la sal y pimienta. Deja que se cocine por 40 minutos.

Al cumplirse los 20 minutos colócales el resto de las papas, permite que se cocine el tiempo que le resta o hasta que estas papas y los garbanzos estén blandos. De este modo, podrás espesar la preparación y tener trozos de verdura con el sabor del guiso.

Emplata y acompaña con pan tostado si lo deseas, también puedes decorar con un poco de cilantro finamente picado esparcido encima.

2. Potaje de garbanzos con pollo y verduras

Potaje de garbanzos: Las mejores recetas para hacerse agua la boca
Potaje de garbanzos con pollo y verduras

La receta tradicional de potaje de garbanzos cubano se creó con los recursos más comunes que tenían los habitantes del país, sin embargo, esto no significa que hoy no podamos integrarles otros ingredientes y proteínas animales.

Es así como el potaje de garbanzos con pollo y verduras es otra exquisitez que no puedes dejar de probar.

Y para esta receta necesitarás:

  • 250 g de garbanzos cocidos.

  • 4 muslos enteros picados a la mitad.

  • 2 tomates rojos rallados.

  • 1 papa mediana pelada y troceada.

  • 1 zanahoria rallada.

  • 500 ml de caldo de verduras y pollo.

  • 1 cebolla grande.

  • 1 puerro.

  • 3 dientes de ajo.

  • ½ limón (zumo).

  • 1 cda de harina de trigo.

  • 100 ml de aceite de oliva extra virgen.

  • 1 cdta de orégano.

  • 1 cdta de pimentón rojo.

  • 1 hoja de laurel.

  • 1 cdta de perejil picado finamente.

  • 2 cda de cilantro picado finamente.

  • Sal y pimienta al gusto.

Busca una olla o caldero grande y agrégale el aceite a fuego medio, cuando este tome temperatura añádele los muslos; previamente lavados y condimentados con sal y pimienta, y fríelos para que puedan dorarse un poco.

Al ya dorarse puedes sacarlos y reservarlos, pero no apartes la olla del fuego.

Con el mismo aceite sofríe la cebolla, ya previamente picada en cubos pequeños, y los ajos triturados. Revuelve bien para que no se te quemen, y llévalos a que la cebolla se transparente.

Cuando alcance este punto puedes integrarle al sofrito la zanahoria, el tomate, la harina y condimentar con un poco de sal, el orégano, el pimiento, el perejil y la hoja de laurel. Revuelve mientras el tomate se cocine.

Cuando veas que el color del guiso cambio gracias a la cocción del tomate, agrégale la mitad de la papa y el zumo del limón, revuelve por unos minutos y agrégale el caldo.

En este paso de la preparación es vital que subas el fuego al máximo para que hierva con rapidez.

Ahora coloca el resto de la papa, el pollo y los garbanzos ya cocidos, deja que se cocinen tapados por unos 25 minutos. Pasado este tiempo verifica que todo esté blando y rectifica la sal.

Deja reposar por unos minutos y sirve.

3. Potaje de garbanzos con espinaca y calabaza

Potaje de garbanzos: Las mejores recetas para hacerse agua la boca
Potaje de garbanzos con calabaza y espinaca

Tanto la espinaca como la calabaza cuentan con sabores distintivos que le darán otro sentido al potaje de garbanzos.

Entre un leve dulzor y cremosidad al máximo podrás disfrutar de alimentos frescos y nutritivos en un solo guiso.

Para obtener este potaje se requiere:

  • 250 g de garbanzos.

  • ½ kg de calabaza sin concha ni semillas.

  • 1 puñado de espinacas frescas.

  • 1 cebolla grande.

  • 2 dientes de ajo.

  • 1 pimentón rojo.

  • 2 hojas de laurel.

  • 1 cda de pimentón en polvo.

  • 2 cda de pasta de tomate.

  • Aceite de oliva.

  • Caldo de pollo.

Lo primero que debes hacer es tomar es un sartén, colócale un poco de aceite de oliva para sofreír los ajos triturados a fuego medio bajo, dóralos levemente y luego integrales las espinacas.

Estas, déjalas sofreír hasta que las hojas se marchiten un poco, luego retíralas del fuego y resérvalas.

Ahora en un caldero u olla coloca a sofreír con un poco de aceite la cebolla, ya cortada finamente. Revuelve a fuego medio bajo hasta que se tornen transparentes. En este punto colócale la calabaza troceada en cubos medianos.

Permite que la calabaza pueda dorarse un poco y luego integra la pasta de tomate y las especias, mézclalas bien y sazona con sal y pimienta.

Luego de esto, añade los garbanzos escurridos que tenías en remojo, e incluye en la olla el caldo de pollo, la cantidad que sea necesaria para sumergir la legumbre dejando tres dedos de líquido por encima de estos.

Cocina por al rededor de los 40 minutos hasta que el líquido se rebaje un poco y los garbanzos estén blandos. Ya en este punto integra las espinacas que tenías reservadas, mezcla y cocina por 5 minutos más.

Tan solo queda servir y disfrutar acompañado con pan o solo.

Siguiendo cada una de estas recetas podrás darle gusto a tu paladar, saliendo de la rutina y comiendo saludable, ¡así que no esperes más y a cocinar!

Responses