Listen to this story

--:--

6:08

La auténtica receta del pollo frito de KFC finalmente revelada

Stephany Sánchez
6 min read
La auténtica receta del pollo frito de  KFC finalmente revelada
Pollo frito de KFC

El pollo frito es una delicia que se ha popularizado en el Sur de Estados Unidos, gracias a la participación de la franquicia de comida rápida KFC. No obstante, este pollo cuenta con la leyenda de tener la receta más difícil del mundo.

Pese al gran misterio que rodea esta receta, muchos expertos cocineros han logrado replicar esta receta. Es por ello que a continuación explicaremos la forma de replicar esta receta para que la prepares en casa. Incluiremos también algunas recomendaciones y consejos adicionales para que tu pollo quede perfecto.

Ingredientes del pollo frito de KFC

  • Media cucharada de glutamato monosódico o MSG.
  • Tres cucharadas de pimienta blanca molida.
  • Dos tazas de harina.
  • Una cucharada de jengibre en polvo.
  • Dos terios de cucharada de sal.
  • Dos cucharadas de ajo.
  • Media cucharada de tomillo seco.
  • Una cucharada de paprika o pimentón dulce.
  • Media cucharada de albahaca seca.
  • Una cucharada de mostaza en polvo.
  • Un tercio de cucharada de orégano seco.
  • Una cucharada de sal de apio.
  • Una cucharada de pimienta negra molida.
  • Dos tazas de leche.
  • Dos tazas de agua.
  • Cinco huevos.
  • Harina (cantidad suficiente)
  • Dos tazas de soda sin sabor o agua carbonizada.
  • 6 pechugas de pollo.
  • Medio litro de aceite de canola

Recomendaciones que debes saber antes de empezar con la receta

  • Puedes hacer uso de una paleta o batidora para que todo se integre muy bien.
  • Si bien esta receta es la más cercana a la auténtica de la gran franquicia, no dudes en colocar tu toque personal si hay algo que no te gusta de su elaboración o sabor final.
  • Si deseas que el pollo tenga una mejor textura al freír, puedes seguir el paso de la cobertura, pero si consideras que así queda demasiado grasoso, bien puedes saltar este paso.
  • Al momento de pasar el pollo por la estación de coberturas para freír, lo ideal es que te coloques unos guantes para evitar que las manos queden pegajosas.
  • Lo mejor es contar con un termómetro que nos ayude a medir la temperatura al momento de cocinar el pollo, pues así nos aseguraremos de que el pollo quede bien cocinado.
  • Cuando el aceite baje de temperatura, al bajar un poco la llama, estará bien que nuestro pollo se cocine a una temperatura de entre 350 y 330º F.
  • Es recomendable que limpie el aceite entre cada grupo de piezas de pollo a cocinar, recogiendo los desechos con un colador. De esta forma nos aseguramos que las piezas de pollo queden sin molestos residuos.
  • Antes de volver a colocar las piezas de pollo, debes volver a subir la temperatura del aceite a 350º F, a fin de que todas las piezas queden bien crujientes.
  • Cuando sea el momento de freír las pechugas, recuerda que al tener más carne deben cocinarse por más tiempo. Lo ideal es que se cocinen por 15 minutos.

Pasos a seguir para preparar el pollo frito de KFC

Nota: Debido a la extensión de esta receta, dividiremos el proceso en varias partes para explicar mejor cada parte.

Marinada lechosa

  1. Para la marinada lechosa, a la leche agregamos una pizca de sal y dos huevos y batimos muy bien.
  2. En un bol limpio, colocamos los muslos de pollo y agregamos la leche marinada.
  3. Tapa el bol muy bien y llévalo al refrigerador para que repose por al menos media hora.
La auténtica receta del pollo frito de  KFC finalmente revelada
Marinada lechosa
La auténtica receta del pollo frito de  KFC finalmente revelada
Pollo marinado

Preparación de la mezcla de especias

  1. En otro bol limpio y seco, agrega la harina, ajo en polvo, jengibre, mostaza en polvo, sal, pimienta, orégano, albahaca, tomillo, pimienta negra, pimienta blanca y paprika. Finalmente, agrega el MSG y mezcla.
  2. Reserva el bol a un lado, preferiblemente tapado en el refrigerador.
La auténtica receta del pollo frito de  KFC finalmente revelada
Mezcla de especias


Preparación de la cobertura

  1. En un bol, agrega tres huevos y el agua carbonatada. Bate muy bien esta mezcla y reserva.
  2. En otro bol o bandeja, agrega la harina restante y reserva. Esta nos servirá para la estación de preparación del pollo al momento de freír.
La auténtica receta del pollo frito de  KFC finalmente revelada
Preparación de la cobertura

Para freír el pollo

  1. Saca del refrigerador lo que tenías reservado y colócalos en línea, primero el pollo, luego la harina, la cobertura de huevos y soda y la cobertura de especias.
  2. Toma cada una de las piezas de pollo y ve pasándolos uno a uno en cada una de las estaciones, cuidando de cubrir muy bien cada parte del pollo. Lo ideal es que el pollo quede rebosante de cada cubierta.
  3. Coloca cada pieza bien rebosada encima de una rejilla, a fin de que descanse por unos minutos.
  4. En una sartén u olla muy grande, agrega el aceite y colócala sobre la estufa, encendiéndola a fuego muy alto. Espera a que esté a unos 350º F o 375º F. De esta manera nos aseguraremos de que el pollo quede bien cocinado.
  5. Cuando el aceite alcance la temperatura deseada, con la ayuda de unas pinzas, pasa los muslos de la rejilla a la olla. Lo mejor es ir agregando de a pocas piezas para controlarlas mejor.
  6. Baja a temperatura media para mantener a 325º F y garantizar que el pollo quede dorado y no se queme.
  7. Dale vueltas a las piezas de pollo, a fin de que se cocine integralmente. Lo ideal es que se cocine durante 12 minutos cada pieza.
  8. Una vez que saques las piezas, déjalas reposar en una rejilla, a fin de que esta se repose por un par de minutos.
  9. Si deseas, puedes servir el pollo en una cubeta de KFC o bien puedes usar un plato normal y servir con el resto del contorno.
La auténtica receta del pollo frito de  KFC finalmente revelada
Pollo rebosado
La auténtica receta del pollo frito de  KFC finalmente revelada
Pollo frito

Conclusiones de la receta del pollo frito KFC

Al finalizar esta receta, te aseguramos que si sigues todos nuestros pasos fielmente, obtendrás como resultado un pollo crujiente por fuera y jugoso por dentro. Realmente, tu pollo frito se parecerá mucho al de una franquicia de KFC.

No obstante, si quieres agregar tu toque personal, bien puedes intentar esta receta en casa y divertirte probando con diversos estilos o variaciones. De hecho, te animamos a crear tu propia versi´n de esta receta.

Responses