Listen to this story

--:--

7:05

¿Cuánto sabes de las pruebas para detectar el coronavirus?

Ramiro Guzman
6 min read
¿Cuánto sabes de las pruebas para detectar el coronavirus? – Salud
Hoy en día existen varias "pruebas covid" por lo que es importante diferenciarlas

La pandemia alcanzó nuevamente un repunte histórico que no se visualizaba desde principios de 2020. Es por ello que la aplicación de "pruebas covid" aumentó de manera proporcional.

Pero... ¿Sabrías discernir con exactitud cuál es cuál? Como es de entrever, cada test posee sus características y objetivos. Si bien el resultado final es el mismo, no siempre el alcance de este es certero.

Breve introducción al mundo de las "pruebas covid"

El término "pruebas" es utilizado coloquialmente para referencia a un estudio clínico de laboratorio. Mediante el mismo, es posible detectar si una persona está contagiada con SARS-CoV-2 o "el nuevo coronavirus".

Es importante resaltar que ellas se dividen de acuerdo a su objetivo: diagnosticar o detectar anticuerpos. Por lo tanto, poseen indicaciones obvias según sea el caso.

De acuerdo a información proporcionada por la FDA (Food & Drug Administration), las pruebas de diagnósticos son las más utilizadas. De ellas se derivan los tests moleculares y contra antígenos que revelan el status positivo o negativo para infección activa por coronavirus.

¿Cuánto sabes de las pruebas para detectar el coronavirus? – Salud
Las pruebas diagnósticas consisten en el hisopado nasal y/o nasofaríngeo

Por su parte, las pruebas de anticuerpos son indicadas para determinar la presencia de anticuerpos contra el patógeno en la sangre. Su usanza está discontinuada para el diagnóstico de la infección pasiva.

Únicamente sirve para confirmar que, efectivamente, en algún punto se contrajo la infección. En su defecto, son complementarias a las pruebas moleculares y de antígenos dado que incrementan su especificidad.

¿Cómo se diferencian las principales pruebas de diagnóstico?

Tal como lo indica su nombre y explicado anteriormente, son las pruebas utilizadas para un diagnóstico rápido. Además, constatan el verdadero estado de infección activa por coronavirus en un paciente enfermo.

Las dos principales de despistaje o diagnóstico son la PCR (Reacción en Cadena Polimerasa) la de antígenos. Ambas funcionan con métodos diferentes, pero su principio es idéntico: la muestra se obtiene gracias a un hisopado.

En esencia, la finalidad del hisopado es obtener una muestra líquida desde la nariz o la garganta. Entre otras técnicas promovidas, el paciente puede escupir saliva en un tubo de ensayo para su análisis.

PCR o Prueba de Reacción en Cadena Polimerasa

Es la prueba diagnóstica más certera que existe en contraste con la antigénica. Se trata de un análisis estricto a nivel molecular para la detección del material genético del patógeno.

¿Cuánto sabes de las pruebas para detectar el coronavirus? – Salud
El funcionamiento básico se cimienta en el proceso de "reacción en cadena polimerasa - transciptasa reversa"

Se denomina de tal manera, puesto que el principio o técnica empleada es la "reacción en cadena polimerasa". Un circuito científico que, para fines de laboratorio y diagnóstico, es un as bajo la manga.

El resultado de la prueba se visualiza en cuestión de pocos minutos. No obstante, cuando existen problemas de logística o de análisis externos, puede variar entre horas a días.

Dependiendo del acceso a la tecnología, el diagnóstico podrá efectuarse a tiempo o no.

Prueba antigénica

Todo microorganismo patógeno al entrar al organismo del individuo desencadena una respuesta inmunológica. Ella está sujeta a la exposición a ciertas proteínas del agente infeccioso conocidas como "antígenos".

Al realizar el hisopado y conseguir la muestra, se coloca en un dispositivo similar a los tests de embarazo. Dicho artefacto está preparado para reaccionar ante esas proteínas virales y, de estar presentes, arrojará un resultado positivo.

¿Cuánto sabes de las pruebas para detectar el coronavirus? – Salud
Ejemplo de una prueba de antígenos positiva (doble raya) con una negativa (una raya)

A diferencia de su predecesora, no requiere de un estudio molecular exhaustivo ni una maquinaria de laboratorio especial.

Pero, desafortunadamente, es más propensa a falsos negativos. Es decir, su diagnóstico no es tan certero.

En algunos países es catalogada como una prueba muy subjetiva debido a la mala técnica a la que es propensa. Si no se siguen los pasos adecuados y descritos, el riesgo de contaminación y resultados poco creíbles es elevado.

Momentos claves para realizarse cualquier prueba diagnóstica

Muchas personas todavía desconocen el momento exacto para someterse a cualquiera de estas pruebas.

Lastimosamente, también se tiene constancia de una serie de teorías conspiranoicas que entorpecen el proceso y sesgan el argumento médico.

Para fines generales, las pruebas diagnósticas no solo se indican cuando existe evidencia sintomatológica sospechosa para COVID-19. Al contrario, son varios momentos claves considerados como oportunos:

  1. Contacto de cualquier tipo, principalmente cercano u estrecho, con personas confirmadas para infección por coronavirus.
  2. Tras la participación en actividades que conllevan grandes concentraciones en espacios concurridos. O, por otra parte, viajes, reuniones familiares y todo tipo de situación que se relacione con contactos estrechos independientemente de la positividad.
  3. Por indicación médica como un requisito indispensable para alguna cirugía o protocolo de salud. También como prevención y el cuidado contra la enfermedad en general.
¿Cuánto sabes de las pruebas para detectar el coronavirus? – Salud
La aparición de sintomatología sospechosa no es el único momento clave para realizar la prueba

Cabe destacar que la prueba se realiza sin importar el estado de vacunación del individuo. Recordando, las inmunizaciones NO excluyen la infección por coronavirus, pero SÍ disminuyen las probabilidades de enfermedad respiratoria grave.

Interpretación de los resultados obtenidos

Asimilar los resultados posteriores a la realización de una prueba marca un punto de inflexión. Bien sea positivo o negativo, determinará precisamente el próximo paso a seguir. En ese sentido, aprender a interpretar el panorama será clave para avanzar.

  1. Positivo: significa que la prueba diagnóstica ha encontrado el antígeno o código genético del SARS-CoV-2. En ese instante, se comprueba que el paciente padece la infección activa de la enfermedad.
  2. Negativo: simboliza el panorama opuesto en donde no se detecta la presencia del virus pandémico. Sin embargo, no es motivo de relajación o flexibilización de las medidas de prevención.
  3. Falso positivo: es cuando el testeo arroja la detección de las propiedades del virus, pero en realidad no es así. Es un resultado secundario a una mala toma de muestra o preparado de la prueba como tal.
  4. Falso negativo: en contrapartida, un falso negativo es cuando la prueba demuestra que no está presente el virus. Pero, la realidad es que la persona sí está contagiada y es portadora de la enfermedad. Igualmente es secundaria a una mala técnica en el empleo del test.

Las recomendaciones en cada caso es hacer hincapié en la estrategia de bioseguridad. Como punto clave, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) comunicaron nuevas pautas.

Todo esto en marco de novedosos estudios realizados sobre la propagación de la infección.

Si un resultado es positivo, tras 5 días de ausencia de síntomas con 24 horas sin fiebre, es posible retornar a las actividades estándar. Siempre y cuando se porte, de manera estricta, el cubre-bocas y se apliquen las medidas de bioseguridad.

Responses