Listen to this story

--:--

4:39

Biden mantiene a Powell en la Reserva Federal, con la inflación más alta como escenario principal

Cesar Romero
4 min read
Biden mantiene a Powell en la Reserva Federal, con la inflación más alta como escenario principal
Jerome Powell

El presidente Joe Biden mantuvo el lunes a Jerome Powell al frente del Banco Central de Estados Unidos para un segundo mandato, en el que seguirá al frente buscando soluciones a la crisis pandémica, mientras que lidia con la inflación más alta registrada en los últimos tiempos.

La designación que se confía en que sea ratificada por el Senado, cierra un largo tiempo de hipótesis sobre si Biden -un demócrata-, volvería a nombrar al republicano para la presidencia, o prestaría atención a polo izquierdista de su partido para suplantarlo con la gobernadora de la Reserva Federal, Lael Brainard.

“Brainard será la vicepresidenta del banco central más poderoso del mundo”, dijo Biden. Mientras que, Powell permanecerá a cargo del posible inicio de las subidas del coste de los tipos interés el año siguiente.

"No podemos simplemente volver a donde estábamos antes de la pandemia, queremos construir una nueva economía aún mejor", afirmó Biden en su alocución.

"Estoy seguro de la visión del presidente Powell y de Brainard en mantener la inflación baja, los costos estables y el cumplimiento del trabajo completo, lo que hará que nuestra economía esté más consolidada que en cualquier momento de la historia reciente", añadió.

Las acciones de Powell

Powell ha impulsado la reacción del banco nacional a la disminución provocada por la pandemia, que implicó la reducción del tipo de interés de los préstamos a cero, y la inyección de billones de dólares de liquidez.

El banco ha eliminado esos respaldos a medida que la economía se recupera. Sin embargo, la inflación se ha elevado, provocando una caída de la popularidad de Biden en las encuestas.

Powell, también impulsó un cambio en la estrategia de la Reserva Federal. Esto ayudará a mantener los costos de los préstamos más bajos durante un tiempo más extenso de lo normal. De esta manera se promoverá el empleo completo, especialmente para las minorías y los grupos más vulnerables.

El presidente de la Reserva y otros dirigentes del banco central sostienen que la inflación será transitoria y no anticipan subidas de los intereses hasta, como mínimo, el primer semestre del próximo año.

"El nuevo nombramiento de Powell y el nombramiento de la gobernadora Brainard no son un asombro, sino un indicio de coherencia en el banco nacional", afirma Rubeela Farooqi, de High Frequency Economics.

Gasto a la vista

Powell, de 68 años, fue designado por Donald Trump en 2018, cuando el entonces presidente optó por no dar un siguiente mandato a la demócrata Janet Yellen.

Yellen, es actualmente la secretaria del Tesoro de Biden. Sin embargo, ha elogiado últimamente la presidencia de Powell, aunque sin suscribir a ningún aspirante.

"En el transcurso de los últimos años, el presidente Powell ha dado una sólida autoridad en la Reserva Federal para enfrentar y abordar con éxito sorprendentes dificultades monetarias y financieras", afirma después de la declaración.

Powell debería ser ratificado por el Senado que los demócratas de Biden controlan firmemente, a pesar de que los investigadores prevén que obtendrá varios votos de los republicanos opositores, como Mitt Romney.

Biden se ha centrado en conseguir el respaldo legislativo para una gigantesca ley de asistencia social gubernamental. El cual tendrá un costo de 1,8 billones de dólares en los próximos 10 años.

Para conseguirlo, quiere realmente los votos de casi todos los demócratas, y designar a un presidente apto de la Reserva Federal, para adoptar una línea más contundente con respecto a los bancos.

El cambio medioambiental podría ser visto como un método para crear apoyo entre los progresistas.

Brainard, la principal demócrata en el órgano de dirección del banco nacional, fue vista como la persona ideal para conseguirlo todo.

Poca distinción

No obstante, Jay Bryson, analista de negocios del banco corporativo y de inversion Wells Fargo, valora que en lo que respecta a las decisiones importantes de la Reserva Federal -por ejemplo, cuándo aumentar las tasas de interes, el acuerdo de Brainard probablemente habría tenido poco efecto.

Brainard necesita el visto bueno del Senado y si la ratifican como vicepresidenta, reemplazaría al republicano Richard Clarida.

Hay tres puestos vacantes en el cuerpo principal de representantes de la Reserva Federal, incluyendo la de vicepresidente de supervisión, una especie de policía bancario, un puesto que hasta no hace mucho ocupaba el republicano Randal Quarles.

Biden dará a conocer los nombres de quienes asumirán estos cargos hacia principios de diciembre y "se compromete a mejorar la diversidad en la organización de la Junta", dijo la Casa Blanca.

Responses