Listen to this story

--:--

6:57

Corte Suprema de Estados Unidos anula el derecho al aborto en el país

Lenin Boscaney
6 min read
Corte Suprema de Estados Unidos anula el derecho al aborto en el país
Las protestas no tardaron en iniciarse tras conocerse la decisión de la Corte Suprema.

Este viernes 24 de junio la Corte Suprema de EE. UU. anuló la sentencia “Roe contra Wadeque garantizaba el derecho al aborto en el país a partir del año 1973. Cabe destacar que a partir de ese momento se generaron una serie de reacciones en todo el país a favor y en contra de la decisión.

Es de hacer notar, que todo esto se remonta al caso de Dobbs contra la Organización de Salud Femenina Jackson, en donde se trató de violentar una ley de Mississippi que prohíbe el aborto a partir de la semana 15 de embarazo, aun si es a través de una violación.

En esa oportunidad, la fiscal general del estadio de Mississippi, Lynn Fitch le pidió a la Corte Suprema que respaldara la ley y anulara la sentencia Roe vs. Wade. Es por eso, que este viernes el tribunal votó a favor de la ley de Mississippi por 6 votos de la mayoría conservadora contra 3, y derogó la Roe vs. Wade por 5 votos a 4.

Uno de los jueces, en este caso, Samuel Alito redactó un texto en donde expresa que:

“En la sentencia de este viernes se concluye que la Constitución no confiere el derecho al aborto y que la facultad de regular el aborto debe ser devuelta al pueblo y a sus representantes electos”.

Anteriormente, en mayo, se había filtrado un documento que expresaba esta decisión que iban a tomar los jueces de la Corte Suprema. En aquella ocasión el presidente Joe Biden, el 3 de mayo expresó al respecto que “si se mantuviera la justificación de la decisión tal y como se emitió (en el borrador), estaría en cuestión toda una gama de derechos”.

Los tres magistrados liberales, Stephen Breyer, Elena Kagan y Sonia Sotomayor, que votaron en contra de esta sentencia, también advirtieron que esto pasaría y que además, puede venir otra serie de acciones en contra de otros derechos constitucionales.

“El derecho que Roe y Casey reconocieron no está solo. Por el contrario, la Corte lo vincula desde hace décadas con otras libertades asentadas en torno a la integridad corporal, las relaciones familiares y la procreación. Lo más obvio es que el derecho a interrumpir un embarazo surgió directamente del derecho a comprar y usar métodos anticonceptivos”, aseguraron.

Por su parte, del grupo de los conservadores hubo tres jueces que fueron designados en su momento por Donald Trump y uno de los más polémicos, es decir, Clarence Thomas fue nominado por George H. W. Bush en 1991, el cual, expresó que “tras anular estas decisiones manifiestamente erróneas, queda la pregunta de si hay otras disposiciones constitucionales”.

El magistrado calificó la decisión de la Corte Suprema como la acción de “corregir el error” y además, agregó que el ente judicial encontró que el aborto no es una “libertad” enmarcada en la cláusula del debido proceso de la 14ª Enmienda a la Constitución.

Por lo cual, Thomas instó a revisar otros precedentes con base en la premisa del Derecho estadounidense de permitir a los tribunales fijar límites a la actividad legislativa cuando esta afecta a “la vida, la libertad o la propiedad”.

Debido a esto, se espera que se revisen decisiones como las de Grisworld vs. Connecticut (1965), que trata del derecho a la anticoncepción; Lawrence vs. Texas (2003), enfocada en la legalización de las relaciones sexuales consensuadas entre personas del mismo sexo; y Obergefell vs. Hodges (2015), que garantiza el derecho al matrimonio igualitario.

Antecedentes y reacciones actuales

Corte Suprema de Estados Unidos anula el derecho al aborto en el país
Clarence Thomas, uno de los magistrados conservadores, fue nominado por George H. W. Bush en 1991.

En 1973, en el famoso caso Roe vs. Wade, se estableció que por la mayoría de 7 votos a 2, a la mujer estadounidense se le garantizara el derecho constitucional a interrumpir su embarazo.

El fallo establece que durante el primer trimestre de embarazo, la mujer pueda ejercer su derecho absoluto a abortar y, además, se le permiten ciertas restricciones en el segundo trimestre y algunas prohibiciones en el tercero. Pero en los años siguientes, en algunos estados se aprobaron sentencias que fueron reduciendo el acceso al aborto.

Ahora bien, el presidente Joe Biden no tardó en expresar su desacuerdo y preocupación a la decisión del ente judicial. En un discurso manifestó que la anulación del derecho al aborto es la:

“Materialización de una ideología extrema y un trágico error de la Corte Suprema. Hoy es un día triste para el país, pero no significa que la lucha haya terminado. Ahora la salud y la vida de las mujeres en este país están en riesgo, por lo que el gobierno defenderá el derecho de las estadounidenses a cruzar las fronteras estatales para abortar”.

En el mismo orden de ideas, el expresidente Barack Obama también manifestó su inconformidad a la decisión de los magistrados al decir que:

“Hoy la Corte Suprema no solo revocó casi 50 años de precedentes, sino que subyugó a los caprichos de políticos e ideólogos la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses”.

De la misma manera, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi calificó el fallo como “desgarrador, escandaloso y cruel”.

Sin embargo, el expresidente Donald Trump en declaraciones a la cadena Fox News que dicha sentencia “funcionará para todos” y es con el objetivo de “recuperar unos derechos que deberían haberse otorgado hace mucho tiempo”.

También, Mike Pence, exvicepresidente en la gestión de Trump y aspirante a candidato presidencial republicano en 2024, afirmó categóricamente que “hoy ganó la vida”.

Por su parte, apenas la Corte emitió su decisión, el primer estado en proclamarse a favor de prohibir el aborto fue Misuri, tal y como informó su fiscal general, el republicano Eric Schmitt. El segundo fue Texas, anunciado por su fiscal general Ken Paxton, también del mismo partido.

El gobernador de Texas, Greg Abbott calificó de “correcta” la decisión de la Corte Suprema y además, aseguró que “Texas es un estado a favor de la vida y enfocado en salvar a todos los niños de la devastación del aborto”.

Los otros estados que se sumaron inmediatamente a la decisión del ente judicial fueron: Alabama, Arkansas, Kentucky, Luisians, Oklahoma, Dakota del Sur, Utah y Wisconsin. Lugares que anteriormente habían aprobado leyes que prohibían el aborto que entraron en vigencia en el momento que el tribunal emitió el fallo.

Sin embargo, el Instituto Guttmacher y la organización Planned Parenthood, que es la que cuenta con la mayor red de clínicas de salud reproductiva de Estados Unidos, aseguran que, a la brevedad, 23 estados prohibirán el aborto.

Por su parte, los estados de California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Oregon, Vermont, Rhode Island y Washington (16 en total), son los únicos que han aprobado leyes que garantizan el derecho al aborto.

Responses