Indignación mundial por las torturas y violaciones de derechos humanos en Venezuela

Fernando
Fernando
2 min read

Indignación mundial por las torturas y violaciones de derechos humanos en Venezuela, donde se suma recientemente el asesinato de Rafael Acosta Arévalo capitán muerto por múltiples golpes y aplastamiento. Hasta el momento se conoce la responsabilidad de la Dirección General de Contrainteligencia Militar en el caso.

Indignación mundial por las torturas y violaciones de derechos humanos en Venezuela

El Capitán Rafael Acosta Arévalo fue secuestrado el 21 de junio por las fuerzas del régimen de maduro, pero murió 8 días después a manos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), según un informe de autopsia que fue publicado en redes sociales y que recientemente informamos en la siguiente nota.

La causa de la muerte fue Rabdomiólisis, que significa aplastamiento y asfixia mecánica, algo común cuando se extraen victimas de derrumbes, terremotos e incluso bombardeos. En otras palabras, la Rabdomiólisis sucede cuando la persona muere aplastada.

Sin embargo, no es la primera vez que sucede. En los últimos 6 años se han reportado más de 500 casos de torturas con resultados similares e incluso se conoce de personas que llevan años de no ser vista por sus familiares y se cree estén muertos.

Recientemente la OEA informo que en los dos primeros días de junio fueron detenidos 327 personas, que según cree el organismo también fueron torturados. Cabe aclarar, que el dictador Maduro siempre intenta censurar los medios de comunicación para que no se conozca la verdad durante estos casos y además, se esfuerza en que no existan testigos o documentos de lo que sucede con sus presos políticos que por lo general terminan desaparecidos.

Ante la indignación mundial y la presión social que generó la tortura del capitán en todo el mundo, el régimen se sintió forzado a responsabilizar a sus hombres. El régimen chavista público sobre la detención de dos militares por su presunta responsabilidad en la tortura. Son el suboficial Estiben José Zárate Zoto, de 22 años, y el sargento segundo Ascanio Antonio Tarascio Mejía, de 23. Ambos pertenecen a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

Sin embargo, esta información no está clara sobre como dos personas tan jóvenes tienen altos cargos militares y todo el poder de decidir a quién torturan o no. No obstante, el régimen de Maduro se comprometió a investigar lo que realmente sucedió, mientras que la opinión pública internacional sigue preguntando sobre el resto de los presos políticos.

+0
Go to the profile of Fernando

Fernando

Member since about 2 years

Zootecnista, 5 años de experiencia veterinaria. Co-fundador de Webmediums, gestor ambiental y un apasionado por la vida #CoachEspiritual #SEO #LIVE #ElefectoFer

Actualidad

Publication start about 2 years

Actualidad, politica y sociedad, todas las noticias relevantes al alcance de tu mano

Responses