Javier Duarte confiesa haber pactado su entrega y pagado una extorsión al gobierno de Peña Nieto para proteger a su familia

 Jender Milano
3 min read

Al parecer, el ex presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha enfrentado mayores dificultades públicas al abandonar la presidencia que durante su gestión, y es que aparte de las fuertes acusaciones hechas por el conocido líder narcotraficante "El Chapo", ahora se suman las declaraciones hechas por Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, contra EPN.

Según Duarte, cuando pesaban las acusaciones en su contra por el delito de delincuencia organizada estaba evadiendo la ley, pero fueron las "molestias" a su familia las que lo llevaron a negociar con el gobierno del entonces presidente Peña Nieto para entregarse y que les dejaran en paz.

Javier Duarte confiesa haber pactado su entrega y pagado una extorsión al gobierno de Peña Nieto...

Así mismo acusa que algunos funcionarios de Peña Nieto le pidieron un pago alto para dejar en paz a su familia y también reducirle la gravedad de la causa abierta contra él, la delincuencia organizada es uno de los delitos más graves en el país.

Entregarse para salir de la contienda electoral

Es la intención expresa que se lee en las declaraciones de Javier Duarte, ya que asegura que al momento de establecer comunicación con el gobierno federal y preguntar qué debía hacer para que dejarán en paz a su familia, la respuesta fue muy específica: debía entregarse "antes de las elecciones para gobernador en julio".

El ex gobernador incluso aclara que la condena de nueve años que recibió también fue pactada, todo a cambio de entregar recursos al gobierno de Peña Nieto. Sin embargo, Duarte insiste en que la principal razón de su entrega fue proteger a su familia y que en ese punto, agradece que el gobierno de Peña Nieto cumplió, aunque en los demás siguen en mora.

Prende el ventilador contra funcionarios de Peña Nieto

Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de gobernación en la presidencia de EPN, fue uno de los señalados por Duarte. El ex gobernador habla del descarado regalo de Nieto de algunos recursos para ayudarlo por supuesto "remordimiento", algo que le parece absurdo porque la cifra era inferior a lo que él había pagado al gobierno de Peña Nieto por la extorsión que le hicieron.

Chong se defiende argumentando que nunca hubo tal pacto y menos extorsión y que siempre recomendaron al ex gobernador entregarse y enfrentar los cargos en su contra. No queda claro aún, de parte de los ex funcionarios del gobierno de EPN, si la detención del ex gobernador de Veracruz en Guatemala fue un operativo real de captura o un pacto.


Responses