Listen to this story

--:--

6:22

Crema de espinacas: Las mejores recetas para disfrutar en familia

Maria de Piña
6 min read
Crema de espinacas: Las mejores recetas para disfrutar en familia
Crema de espinacas: las mejores recetas para disfrutar en familia

Las espinacas son un recurso muy versátil y nutritivo para grandes y chicos, pero si tu familia no es dada a comer vegetales lo mejor será prepárales una crema de espinacas.

Son innumerables los beneficios de esta planta para la salud, pero si aún no sabes cómo hacer crema de espinacas, has llegado al lugar indicado, pues aquí aprenderás.

Las mejores recetas de cremas de espinaca

Actualmente, existe gran variedad en cuanto a receta crema de espinacas, y es que aunque puedes hacerla de la manera más clásica, el fusionarla con otros vegetales e ingredientes, le darán matices de sabores y texturas únicos a cada preparación, y que tu familia te agradecerá.

1. Receta crema de espinacas clásica

Crema de espinacas: Las mejores recetas para disfrutar en familia
Receta crema de espinacas clásica

Si buscas una receta base y fácil de crema de espinacas esta es la ideal. No te demorará mucho tiempo y su intenso sabor tienen lo mejor de nuestro vegetal estrella.

Para esta receta se requiere:

  • 300 g de espinacas frescas.

  • 1 ½ cebollas blancas.

  • 2 dientes de ajo.

  • 250 ml de caldo de pollo.

  • 3 cda de aceite de oliva.

  • Queso de oveja.

  • Cubos de pan tostados.

  • Sal y pimienta al gusto.

Para comenzar nuestra receta crema de espinaca, comienza cortando en cubos pequeños la cebolla, y triturando los ajos. Estos, llévalos a un sartén a fuego medio, ya previamente engrasado con aceite de oliva.

Mientras se sofríe, revuélvelos para que poco a poco la cebolla se torne cristalina y no se queme. Al llegar a este punto agrégale la espinaca, revuélvela para que las hojas se marchiten con el calor sin quemarse.

Cuando las hojas estén marchitas colócales el caldo de pollo, este ayudará a terminar de cocinar las espinacas sin que se quemen, y por supuesto, a dar mayor sabor. Allí también sazona con sal y pimienta, y después de unos minutos más es hora de pasarla a la licuadora.

Mezcla bien hasta obtener una sustancia homogénea con textura y verde. Rápidamente, emplata para conservar el calor y compaña con un poco de queso de oveja rallado y cubos de pan tostados.

2. Crema de espinaca y calabacín

Crema de espinacas: Las mejores recetas para disfrutar en familia
¿Cómo hacer crema de espinacas y calabacín?

Entre las combinaciones culinarias que puedes realizar, las espinacas y el calabacín son una de las mejores. Su sabor con toques dulces, le aporta un matiz distinto a la clásica receta crema de espinaca.

Y por si no sabes cómo hacer crema de espinacas con calabacín, ten en cuenta que esta crema es un poco más líquida de las habituales, pero sin duda su sabor te encantará.

Para este platillo necesitarás:

  • 2 Calabacines grandes.

  • 4 tz de espinaca.

  • 3 tz de caldo de pollo.

  • ¼ de tz de crema ácida o yogur.

  • Sal y pimienta al gusto.

  • Cubos de pan tostado.

Todo comienza en una olla, allí colocarás las tazas de caldo, la cual pondrás a hervir a fuego medio. Antes de que comience la ebullición lava los calabacines y trocéalos, para llevarlos a la olla y taparla.

Cuando el vegetal esté blando puedes agregarle las espinacas, sin apagar el fuego mantenlas por unos 10 minutos más. Pasado este tiempo recurre a la licuadora, añádele la crema o yogur, la sal y pimienta, y mezcla todo.

Cuando ya tengas la textura deseada, pásalo a una olla a fuego medio y revuélvela hasta que espese.

Sirve caliente con trozos de pan tostado y si lo deseas una cucharada de crema agria.

3. Receta crema espinaca con tocino

Crema de espinacas: Las mejores recetas para disfrutar en familia
Crema de espinacas con tocino

Para muchos el tocino es un elemento que pudiéramos incluir a todas las comidas y te aseguro que para una crema de espinaca le sienta de maravilla.

Esta receta toma el tocino como parte de su decoración, pero al tocar tu paladar, es una explosión de sabores y texturas, con lo crocante de la proteína, y lo suave de esta crema de espinacas.

Para este delicioso platillo necesitarás:

  • 400 g de espinaca fresca.

  • 5 láminas de tocino frito.

  • 1 lata de crema de leche de 300 g.

  • 1 tz de caldo de pollo.

  • ½ cebolla blanca picada.

  • 1 cda de fécula de maíz.

  • ¼ cdta de sal.

  • ¼ cdta de pimienta negra.

  • 1 cda de aceite de oliva.

Comienza colocando el sartén a fuego medio con el aceite, para sofreír la cebolla, revuelve hasta que esta luzca cristalina, ya en este punto añade las espinacas. Sofríe bien estos dos ingredientes por unos 5 minutos más.

Apaga el fuego y lleva la espinaca a la licuadora, allí intégrale el caldo de pollo, la crema de leche, sazona con la sal y la pimienta. Aparte, en un pequeño recipiente mezcla ¼ de taza de agua con la fécula de maíz, y luego viértelo con el resto de la preparación y licua.

Al ya tener tu mezcla lista, llévalo de nuevo a una olla a fuego medio, y revuelve hasta que espese. Al llegar a punto, puedes servir con los trozos de tocino frito esparcidos arriba.

4. Crema de espinaca con pollo

Crema de espinacas: Las mejores recetas para disfrutar en familia
Crema de espinacas con pollo

Como en el caso de la anterior receta, esta vez utilizaremos de proteína pechugas de pollo para degustar y decorar nuestro plato.

Sin embargo, esta receta es aún más cremosa gracias a la integración de papas y la mantequilla.

Para esta receta necesitarás:

  • 300 g de espinacas.

  • 1 pechuga entera sin hueso, picado en cubos.

  • 200 ml de nata líquida.

  • 2 papas medianas peladas y cortadas en cubos.

  • 1 cebolla grande picada.

  • 1 cda de mantequilla.

  • Aceite de oliva.

  • Sal y pimienta al gusto.

Comienza la preparación en un sartén, con un poco de aceite de oliva fríe los cubos de pollo ya condimentados con sal y pimienta, deja que se doren y resérvalos en un recipiente aparte.

Ahora comienza a sofreír con aceite y la cucharada de mantequilla, la cebolla. Deja que se cristalicen para luego añadirle las papas troceadas, cocinándolas a fuego medio bajo durante 5 minutos, luego integrales las espinacas.

Revuelve las espinacas por unos minutos, luego integrales la nata y el caldo. Permite que se cocinen hirviendo todos los ingredientes por unos minutos más para luego pasarlos a una licuadora y condimentar con sal y pimienta.

Al ya tener la crema lista, sirve con los trozos de pechuga encima y unos cuantos cubos de pan tostado.

Existen muchas formas de consentir tu paladar y cuidar a tu familia con espinacas, así que prueba estas exquisitas recetas de las cuales no te arrepentirás.

Responses