Diana
Diana
Zootecnista, amante de la música y la moda. 4 min de lectura

Síndrome del comedor selectivo

Para desayunar hamburguesa, para almorzar hamburguesa, para la cena hamburguesa, tiene el síndrome del comedor selectivo. Otro invento de los especialistas, pero eso no es problema, si se tiene conocimiento y sabe cómo solucionar.

Síndrome del comedor selectivo – Cosas de Padres – WebMediums

¿Cuál es el problema del síndrome del comedor selectivo?

Unos-as dirán, ¿Qué problema puede haber aquí? Si lo importante es que coma la persona, pues sí, está comiendo, pero no varía su alimento, lo que le produce una escasez de nutrientes y la lleva a obtener una enfermedad.

Estas actitudes se encuentran con frecuencia en niños, ya que al momento de comer no les gusta algo y lo rechazan, haciendo ver que los padres tienen que darles la razón y si no quieren comer eso no comen, cosa que no sucede en adultos. 

Esto, porque el hombre o la mujer que son adultos, deciden que hacer con su vida, el niño no, ya que está en etapa de aprender y así como aprendió a ver un alimento de mal gusto puede aprender a quererlo y consumirlo.

Síndrome del comedor selectivo – Cosas de Padres – WebMediums

El síndrome de comedor selectivo en niños

Bien, un niño que tiene una de estas actitudes, es porque en algún momento vio o escuchó que las personas cercanas a él, hicieron un gesto o dijeron alguna palabra, con la cual entendió como es el rechazo, pero la acción de esas personas, el niño las asume por inconsciencia, ya que piensa que así debe de comportarse cuando vea algo que no le gusta, o sea, el rechazo que aprendió a verlo así. 

Es decir si le presentan el mismo plato que el padre rechazó, el niño hace lo mismo.

Lo hacen con llantos, con muecas y algunas actitudes que los niños saben hacer muy bien, porque tienen una capacidad para crear e imaginar increíble. Así mismo, lo hace con colores u olores característicos de lo que vio y le desagrada. 

Esta actitud es inconsciente, ya que el niño crece con ese programa mental que se lo han creado y así seguirá, hasta que se den cuenta que algo no está bien con él y esto es en la comida. 

Seleccionan lo que les agrada o toman por agradable.

En esta actitud no entran alergias, vulnerabilidad o enfermedades por consumir el alimento que no les apetece. No hay nada patológico aquí, es un mal aprendizaje que no ha sido corregido y por lo tanto no necesitan de químicos. 

Existen terapias que presentan un sin número de estrategias, pero para llegar a la efectiva usted a dado mil vueltas hasta quedar gastado, por eso hay que aprender a comunicar un buen lenguaje corporal a quienes habitan con nosotros.

Síndrome del comedor selectivo – Cosas de Padres – WebMediums

¿Cómo solucionar esta actitud?

Lo primero que debe de hacer, es recordar en qué momento usted hizo un gesto de oposición a la comida, de eso parte su creatividad ya que tendrá que volverlo a hacer pero con agrado y si es posible con gracia, ya que a los niños les divierte eso.

Pero esto, lo debe de hacer siempre que vea alguna reacción desfavorable en aquel pequeño ser, o él de indicios de que quiere repetir sus escenas de desprecio hacia algo, hágalo hasta que el cerebro del niño comprenda y se quede la imagen.

Tareas para los padres

No hay nada mejor que aprendan de sus propios padres a cambiar de mentalidad y actitud, ya que cuando son pequeños todavía están a tiempo para aprender cosas buenas y enderezar sus caminos, no sucede así con el adolescente.

El adulto es muy diferente a esto, es porque hay un programa mental que interfiere con su progreso de mejorar la actitud, que tiene formada para seleccionar la comida. Por esta razón tienden a engordar o pasan delgados toda la vida.

Simplemente son malos procesos que no han sido corregidos con tiempo, que al final se dejan ver en el físico de la persona y en sus palabras. Si alguien le dice que padece de esta enfermedad que es el síndrome del comedor selectivo, ya sabe a qué se refiere y que no es enfermedad, sí no, un mal hábito aprendido.

Responses