Cuento: El navegante fantasma

Fernando
Fernando
2 min read

En alguna de las costas australianas existe una pequeña ciudad que se destaca por su puerto y actividades marinas, como por ejemplo pescar, trasportar carga y otras actividades más deportivas.

En esta ciudad vivía un chico llamado Adam de unos 15 años, alto, pelo oscuro, ojos marrones y un buen estado físico. Este joven era un apasionado por el mar y asistía a una escuela de barcos a vela.

Cuento: El navegante fantasma – Educación Infantil – WebMediums

Dentro de unos pocos días se iba a celebrar una carrera de barco y Adam quería participar pero él era muy pequeño para hacerlo, su entrenado no lo dejaba aunque era el mejor de todos y sus ansias no lo deban tranquilo.

Adam necesitaba encontrar una forma de competir en esa carrera.

Transcurrieron los días y no sabia que hacer, cada vez más se ponía nervioso. Hasta que en un momento de inspiración se le ocurrió una brillante idea.

El muchacho se había acordado que siempre le decían: “Si no fuera por tu cara de bebe parecerías mas grande”.

Se le ocurrió ir a la peluquería de su tía para pedirle que lo ayude a cambiar su especto y parecer más grande.

Ella era peluquera y además por mucho tiempo fue la maquilladora de películas de terror, era una mujer muy hábil con las más caras gracias a su antiguo trabajo.

Adam acudió rápido a ella, le explico lo que sucedía y que realmente quería entrar a esa carrera.

La tía dudo un poco pero como él era su único sobrino y además era su favorito decidió ayudarlo.

El día de la carrera, estuvieron todo el día maquillando al muchacho, cuando terminaron Adam parecía otra persona. Fue corriendo a la carrera y se coloco en su puesto en la línea de salía.

La carrera comenzó y concluyo a las dos horas, misteriosamente el ganador fue corriendo a buscar su trofeo y no se quedo a las celebraciones, se fue sin dejar rastro alguno.

El ganador obviamente fue Adam y por eso se fue corriendo antes que alguien se diera cuenta.

Llego hasta el bosque a las afueras de la ciudad y escondió su trofeo dentro de un tronco.

Al final antes de cada carrera Adam iba a visitar su trofeo y a medida que paso el tiempo empezaron a ser más y más.

Siempre utilizaba el mismo maquillaje por lo recibió el apodo de el navegante fantasma.

+0
Go to the profile of Fernando

Fernando

Member since almost 2 years

Zootecnista, 5 años de experiencia veterinaria. Co-fundador de Webmediums, gestor ambiental y un apasionado por la vida #CoachEspiritual #SEO #LIVE #ElefectoFer

Educación Infantil

Publication start over 1 year

La educación infantil o educación preescolar es el nombre que recibe el ciclo formativo previo a la educación primaria obligatoria.

Responses