El carretón de Damián

José Miguel Fernández Nápoles
2 min read
El carretón de Damián – Jose Miguel Vale – WebMediums
Carretón

Tener un carretón y un caballo en la década de los sesenta, por allá por la campiña cubana, era un lujo porque cualquiera no lo tenía. Y Damián era un campesino de esos que construye y ama, que tiene manos de mago para hacer realidad lo que necesitan para alimentar a su familia, que es la mejor manera de amarlos, así que construyó un carretón como pudo para venir a Santa Lucía desde tierra adentro y llevar lo que podía.

Yo le ayudaba a cargar el mandado y las cosas pesadas, porque ya los años encorvaban su espalda, a cambio de que me dejara llevar las riendas un rato y han pasado décadas desde entonces, ha hecho el tiempo surcos en mi cara, y soy ahora el que me voy encorvando. Más la inocencia se me ha quedado enredada en los recuerdos y sigo jugando a conducir mi coche por otras autopistas, repletas de aquellas ganas de derrapar con las ruedas por el barro, que había en las calles de mi pueblo después de los interminables aguaceros y temporales.

El carretón de Damián – Jose Miguel Vale – WebMediums
Campos de Cuba

A veces me quedo mirando imágenes, otras las construyo en sabe Dios que rincones de mi cerebro, y puedo ver la humildad de los campesinos, asomados a las ventanas de sus casas sin lujos, puedo escuchar la invitación a tomar un café y guarecernos unos minutos del fuego que despedían las piedras y secar el sudor, mientras brotaba una intrascendente conversación de verdaderos amigos.

Y el carretón del viejo Damián me recuerda que una de las cosas más agradables que he hecho en mi vida es jugar, porque mientras llevaba las riendas del caballo, yo podía ser el Zorro enmascarado o uno de los buenos, en aquellas películas que se proyectaban en la pared más alta del pueblo, donde cada cual llevaba su taburete y a cada minuto se trababa el rollo.

El niño que fui alguna vez quiere seguir jugando y voy descubriendo que sin mucho esfuerzo, simplemente cultivando la capacidad de asombrarme, la curiosidad y la voluntad de hacerlo, puedo seguir complaciéndolo. Basta que perciba lo humildad que hay implícita en la fe que tengo.

+0
Go to the profile of José Miguel Fernández Nápoles

José Miguel Fernández Nápoles

Member since about 2 months

Cubano, emigrante en España, disfrutando de esta parte de mi vida. Compartir es mi camino.

Go to Jose Miguel Vale

Jose Miguel Vale

Publication start about 2 months

Percibo que soy más que cuerpo físico, mental y emocional. No se quien soy, pero SOY MAS, MUCHO MÁS!!

Responses