Comienzan redadas para deportar latinos desde EEUU."No hablar español ni abrir la puerta" se riega entre inmigrantes

 Jender Milano
5 min read

Desde hace varios días se viene preparando un gran movimiento de agentes de la ley en EEUU, tras el anuncio del presidente Donald Trump de realizar una deportación masiva de inmigrantes no fue difícil entender de qué se trataba, hoy ha dado inicio el gigantesco operativo para deportar latinos de manera masiva.

Entre los mismos agentes aclaran que la redada se había retrasado unos días por la negativa de grupos de agentes de inmigración. Las campañas mediáticas contra EEUU por enjaular a niños de 3 y 4 años o llevarlos a juicio, sin abogado ni representante, crea el temor entre los agentes que piensan en la posibilidad de capturar a niños y que terminen en situaciones similares.

Comienzan redadas para deportar latinos desde EEUU."No hablar español ni abrir la puerta" se...
La política de Trump contra los latinos se endurece

La redada va por miles de migrantes ilegales más deportaciones colaterales

Es esto lo que ha causado mayor temor en la comunidad latina, la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas ha dejado claro que en el operativo que puede extenderse por varios días, deportarán a cualquier inmigrante con que se crucen los agentes en el operativo y que no esté en situación legal en el país, así como sobre el cual pese alguna solicitud judicial de cualquier tipo. Es decir, no hay un "objetivo fijo" en las redadas.

Aunque no se conoce con exactitud como finalizará el proceso de deportación, Trump ha dicho que la principal intención de la redada es coaccionar a otras familias e inmigrantes a no cruzar la frontera, algo que no ha funcionado en redadas de este tipo realizadas con anterioridad.

De 2000 a cerca de 10 millones de indocumentados

Son cifras clave para entender el temor que ha despertado este operativo en la comunidad latina que hace vida en EEUU. Las autoridades hablan de ir en busca de 2000 personas solicitadas por estar en situación ilegal, pero dejan claro que pueden hacer detenciones colaterales a otros en similar situación. Esos otros llegan a la cifra de 10 millones en todo EEUU.

Puede que sea imposible que en una redada se deporte tal cantidad de personas, pero también es obvio que serán mucho más que los 2000 señalados. De hecho, en los operativos participarán mucho más de 5000 agentes, lo que deja claro que el objetivo no son esas 2000 personas solamente.

La presión de Trump también apunta a mostrar mano dura ante la inmigración ilegal, algo que al partido republicano siempre le rinde bien para las elecciones, por eso no extraña que recientemente su vicepresidente Mike Pence visitara un centro de detención donde se observan inmigrantes hacinados detrás de una reja. La imagen es cruel, pero en el sistema político estadounidense a los republicanos les ayuda.

Las ciudades donde se efectúan las redadas son Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva York y San Francisco y la psicosis ha alcanzado a muchas familias ilegales en las mismas. La gente no se preocupa solo por si mismos o su familia, es normal que todo latino en EEUU, aún estando legal, tenga relación constante con amigos, familiares, pareja, que estén ilegalmente en el país. Esconderlos en su casa podría llevarlos a tener problemas, separarse estos días podría dejarles con la noticia de que les capturaron y echaron del país.

Comienzan redadas para deportar latinos desde EEUU."No hablar español ni abrir la puerta" se...
El centro visitado recientemente por Pence muestra cientos de hombres tras una reja sin colchonetas o baños

No abran la puerta, no hablen español. No pueden entrar por la fuerza

Algunas organizaciones de apoyo a los latinos en esta situación cuentan con abogados, estos han brindado consejos valiosos a las familias, incluso a las que están en situación legal ya que pueden ahorrarse el mal rato si tan solo no salen de casa los días que dura el operativo, no responden en español (para evitar el posible acoso de funcionarios) ni abren la puerta.

Según las leyes de EEUU, ningún agente puede ingresar a la fuerza en una residencia para este tipo de redadas, por lo cual se convierte en una medida relativamente segura para que cualquier familia latina, legal o ilegalmente en el país, pase estos días un poco más tranquilos en medio del movimiento que se espera.

Es importante dejar claro que estas redadas se han hecho muchas veces en EEUU, tal cual vemos en las películas a veces se hacen por sorpresa, lo que nunca ha ocurrido es que un presidente las anuncie y mucho menos en tono de amenaza a los latinos. Esto se corresponde con la táctica política que trae el presidente Trump desde su campaña y que le asegura votantes radicales contra el problema de la inmigración en EEUU.

El presidente Donald Trump se juega el todo por el todo con estas acciones, su figura a nivel mundial cada vez es más emblemática y criticada, pero él parece enfocarse en sus intereses en los EEUU y particularmente en las próximas elecciones donde desde ya se perfila como candidato republicano a la reelección.






Responses