Listen to this story

--:--

4:55

Receta de falafel sencilla para hacer en casa

Lenin Boscaney
5 min read
Receta de falafel sencilla para hacer en casa – Cocina y gastronomía
El falafel es una croqueta con garbanzos que se sumergen en agua.

Hoy queremos darte una receta de falafel sencilla para hacer en casa. El falafel es típico de Medio Oriente, aunque otros países lejos de allí también frecuentan su sabor, este es como una carne realizada a base de garbanzos y te aseguramos que luego de ver esta deliciosa receta querrás hacerlo en casa más de una vez.

Además de todo, podemos decirte que, a diferencia de otras albóndigas, el falafel es como una croqueta en donde las habas o los garbanzos no se cocinan, sino que se sumergen en agua y con el tiempo, al ablandarse, se construye con ellos una masa con la cual se cocina el falafel, mezclando unas hierbas y condimentos adicionales.

Construyamos falafel casero en solo tres pasos

Una receta de falafel que podemos utilizar en casa consiste en hacerlos de la siguiente manera, te dejaremos los ingredientes y las instrucciones en solo tres pasos para que, con ayuda de todos, armes un delicioso falafel que te dejarán la boca con mucha sensación de comer más.

Ingredientes:

  • Aceite de girasol para freír.

  • Un manojo de cilantro.

  • Un manojo de perejil.

  • Sal al gusto.

  • Pimienta negra molida.

  • 300 gramos de garbanzos que pondrás a hidratar previamente.

  • 10 gramos de comino molido.

  • 5 gramos de levadura química.

  • Cebolla pelada, al menos 120 gramos de ella.

  • 1 diente de ajo pelado.

  • 100 gramos de harina de garbanzo.

Preparación:

  1. Vamos a hidratar los garbanzos 24 horas antes. Al estar listo el tiempo, escurrimos y metemos en algún triturador (la licuadora también sirve), allí meteremos el perejil, el cilantro y el comino molido junto con la pimienta.

  2. Al tener una masa homogénea, ahora introducimos la cebolla, la levadura y el diente de ajo.

  3. Volvemos a triturar hasta que la masa este compacte y se vuelva homogénea, ahora, vertemos la harina de garbanzo y esperamos que esté bien triturada la mezcla.

  4. Al tener la mezcla homogénea, colocamos en una cazuela el aceite de girasol a alta temperatura.

  5. Cuando esté bien caliente, hacemos pequeños círculos con la masa y de esta forma, sacaremos la cantidad de falafel que nos salga de la masa, freímos por ambos lados y servimos.

Ya conoces una receta de falafel árabe en tan solo tres sencillos pasos. Puede parecer que el hidratar el garbanzo es algo difícil, pero te aseguramos que, una vez lo hagas, verás que es muy fácil y querrás que tus pequeños consuman este platillo más de una vez al día.

Además de que es muy nutritivo, pues los beneficios que tienen los garbanzos son tan numerosos que de seguro no solo preparas el falafel, sino que te animarás a hacerlo en otras presentaciones. Hay muchos platos del Medio Oriente realmente divinos.

Beneficios de comer garbanzos

Conocemos que el falafel es un plato árabe realmente popular hoy en día. Por ejemplo, los tan deliciosos shawarmas, tradicionalmente, se rellenan con falafel o kibbe, parecido a este último que mencionamos, pero con sus variaciones de sabor, también es muy rico.

Ahora bien, la preparación de esta receta de falafel árabe, que hemos descrito, se basa en garbanzos triturados y este en sí, envuelve un sinfín de beneficios para nuestro organismo que no podíamos dejar de puntualizar para que además de tener falafel, pudieras entonces conocer por qué es bueno consumirlo en casa o fuera de ella a nivel comercial.

Los beneficios del garbanzo son:

  • Por ser una legumbre, es rica en fibra y proteína.

  • Contiene ácidos grasos insaturados, los mejores que puedes consumir.

  • Es una excelente fuente de calcio. Este mineral ayuda al fortalecimiento óseo, importante desarrollo para movilizarnos correctamente en nuestro día a día.

  • Posee tiamina, conocida también como vitamina B1, la cual ayuda al fortalecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células de nuestro organismo.

  • Posee minerales tales como hierro, magnesio, fósforo y potasio.

Ya te dimos cinco beneficios, que para nosotros son más que suficientes para que pongas manos a la obra con la receta de falafel y te decidas de una buena vez a comprar los ingredientes y a realizarla como un rico almuerzo, cena o quizás aperitivo, ¿te hacen falta ideas? Aquí te dejamos algunas.

Algunas ideas extras

En este momento te daremos algunas ideas extras para acompañar la receta de falafel que te hemos dejado anteriormente. Así que presta especial atención a estos tips o acompañantes que te diremos:

  • Acompaña tu falafel con deliciosas papitas fritas.

  • Haz un shawarma, pan árabe y salsas y adentro corta el falafel como relleno.

  • Haz una ensalada como gustes, cualquiera puede ser perfecta para un plato con falafel.

  • Puedes hacer una sopa de vegetales, una crema de calabaza quedaría perfecta.

  • Unas papitas al vapor quedarían muy bien y si colocas un poco de queso amarillo, pues ya verás la explosión de sabor que inundará tu boca. ¿Qué dices? ¿Te atreves a hacer falafel con uno de estos acompañantes?

 

 

 

 

Responses