¿Eres madre sobreprotectora?

Fernando
Fernando
3 min read

¿Eres madre sobreprotectora? Tienes el síndrome de Wendy. ¿Quién no recuerda a la encantadora niñita que cuidaba de todos en la famosa película Peter Pan? pues es preciso el personaje lo que ha dado lugar al nombre del síndrome que se analizará en la presente entrega.

¿Eres madre sobreprotectora? – Bienestar y Salud – WebMediums

Pese a no ser una patología clínica, el síndrome de Wendy se resume como la necesidad de satisfacer a otra persona, sobre todo a los hijos, dando lugar a esa figura sobreprotectora disponible siempre para ellos.

¿Cómo cuidar a los demás sin caer en la sobreprotección?

Ejemplos claros de una madre con el síndrome de Wendy es aquella que aún despierta a su hijo adolescente para que vaya al colegio y asume sus deberes, esa que carga con toda la responsabilidad del hogar y se comporta tal cual la adorable niñita que cuidaba a Peter Pan y los niños perdidos.

Si bien, la mayoría puede comportarse de esta forma en algún momento de la vida, la diferencia de que se trate del síndrome radica en la causa que motiva dicho comportamiento.

El miedo es el sentimiento que hay detrás del síndrome de Wendy, sea al abandono, al rechazo o por no encajar o cumplir las expectativas del entorno, quien lo padece, siente la necesidad de sentirse amada por quienes le rodean y para ello buscan agradar a toda costa.

Características del Síndrome de Wendy

Aunque como se comentaba, es el miedo lo que diferencia a una persona con el síndrome, también presentan características adicionales, entre ellas:

- Deseo imperioso de cuidar y proteger a los demás adoptando un rol maternal; esta clase de personas termina asumiendo el papel de madre o padre incluso con su pareja.

- Se sienten indispensables para los demás y con la necesidad de intentarlos hacerlo feliz sin importar como.

- Evitar desmedidamente hacer enojar o disgustar a quienes les rodean, de ahí que luchan por agradar siempre.

- Entiende el amor como un sentimiento de resignación y sacrificio, además de excusarse continuamente por lo que han dejado o no han sabido hacer aun si la responsabilidad no es suya.

- Necesidad de seguridad y suelen deprimirse ante la desatención, son dependientes de la aceptación social.

De acuerdo a esto, es posible que algunos opinen que no se trate de nada malo, de hecho el síndrome no es considerado una patología clínica, pues bien parece algo bonito y muy altruista.

El problema es que detrás de Wendy no hay placer genuino, sino un comportamiento inspirado por el temor al rechazo, la necesidad de aceptación y el miedo a que nadie le quiera, dando como resultado una persona exageradamente servicial que se descuida a sí misma, sin apartar el nivel de dependencia emocional que desarrolla, perdiendo el rumbo de su vida en su intento de controlar la de otros.

Del síndrome de Wendy, llega el de Peter Pan. Esta clase de comportamiento nocivo para con los hijos, tiende a acarrear una consecuencia inevitable, el desarrollo del síndrome de Peter Pan en el que él o los involucrados, crean un sentimiento de dependencia al punto que no hacen nada sin la aprobación de la madre, incluso, siendo adultos.

+0
Go to the profile of Fernando

Fernando

Member since almost 2 years

Zootecnista, 5 años de experiencia veterinaria. Co-fundador de Webmediums, gestor ambiental y un apasionado por la vida #CoachEspiritual #SEO #LIVE #ElefectoFer

Bienestar y Salud

Publication start almost 2 years

Descubre toda la información sobre dietas sanas y los mejores alimentos para adelgazar. Consejos de salud, remedios naturales y consultorio de nutrición.

Responses