Listen to this story

--:--

4:18

Receta de pescado empanizado bien crujiente: Descubre cómo hacerlo

Maria de Piña
4 min read
Receta de pescado empanizado bien crujiente: Descubre cómo hacerlo
Receta de pescado empanizado bien crujiente: Descubre cómo hacerlo

El pescado empanizado es una de las rectas mundiales más fáciles y económicas de hacer, además de ser una de las más gustosas.

Sin embargo, para muchos, el conseguir un exterior bien crujiente, dorado perfecto y parejo, y un centro jugoso, es algo que no han podido alcanzar, pero hasta ahora. Aquí descubrirás tips sobre cómo realizar el mejor pescado empanizado receta para disfrutar en familia.

¿Cómo hacer pescado empanizado crujiente?

Receta de pescado empanizado bien crujiente: Descubre cómo hacerlo
¿Cómo hacer pescado empanizado crujiente?

Cómo anteriormente mencioné, el pescado empanizado es una recta mundial, por lo que cada país tiene ingredientes específicos y rectas únicas.

No obstante, la receta que verás a continuación recopila los ingredientes y procedimientos básicos que necesitas para elaborar la pieza y llegar a ese crocante perfecto.

Ten en cuenta que puedes utilizar cualquier tipo de pescado grande, pero de allí la el corte recomendado para este tipo de preparaciones es el filete. Así podrás disfrutar mejor su carne y será más fácil el proceso de freído.

Ahora, toma nota de lo que necesitará para esta exquisita receta.

Ingredientes:

  • 4 filetes de pescado.

  • 150 g de pan molido.

  • ½ cdta. de almidón de maíz.

  • ½ cdta. de comino en polvo.

  • 1 cd de ajo en polvo.

  • Sal y pimienta molida al gusto.

  • 1 huevo entero.

  • Aceite para freír.

Pasos para hacer pescado empanizado receta

Receta de pescado empanizado bien crujiente: Descubre cómo hacerlo
Pasos para hacer pescado empanizado receta

Si buscas cómo hacer pescado empanizado, la clave principal para obtenerlo es seguir estos pasos, los cuales te asegurarán un crujiente y dorado perfecto con tips infalibles de chef.

1. Prepara el empanizado

De esto dependerá lo crujiente de tu pescado empanizado, pero no creas que para ello solo basta el pan rayado, se necesita más.

En un bol, coloca el pan molido, junto a los condimentos, tales como la pimienta, comino, ajo y sal, estos sabores se pasarán a la carne del pescado con el calor.

Sumado a esto, agrégale a la mezcla el almidón de maíz, este ayuda a que el pescado quede aún más crujiente, y no se queme con rapidez y de forma dispareja.

Revuélvelos bien, y pásalos a un plato llano y de allí resérvalo.

2. Revuelve el huevo

El huevo es el elemento que te ayudará a preservar los jugos naturales del pescado, y a su vez a que penetren y se mantengan en la pieza los ingredientes molidos.

Para ello, necesitarás batir en un bol un huevo, sin más nada. Es habitual en otras recetas, que se agregue sal y pimienta al huevo, sin embargo, si ya se colocó en el empanizado, no es recomendable esto, pues aumentarías las sales distorsionando el sabor natural.

3. Retira la humedad del pescado

Este es uno de los secretos de cocina que te ayudará a que al posicionar las piezas en el aceite, el pescado empanizado no genere salpicaduras de aceite.

Cuando el aceite salta al punto de salir de los límites del sartén, es porque hizo contacto con agua, algo que tienen las piezas de pescado naturalmente.

Es por ello que antes de empanizarlas, debes retirarle el exceso de humedad con toallas de papel. Coloca una toalla en el plato, pon las piezas, y sobre ellas otra toalla, ejerce un poco de presión sin hacer fricción hasta que las veas secas.

4. Empaniza y fríe

Ahora devuelve a la mesa la mezcla empanizada y el huevo revuelto junto a los filetes de pescados. Toma una pieza, pásala por la mezcla molida por las dos caras del filete, luego sumérgelas en el huevo y vuelve a empanizar.

Repite el proceso con cada filete, y resérvalos en un plato, sin pegarlas entre sí.

Se reservan durante 10 minutos sin tapar, esto te permite que los ingredientes se compacten más y el pan succione la humedad. De este modo, al llevarlas a freír, el aceite no salpicará.

El aceite debe estar en una temperatura media cuando ingresemos las piezas de pescado empanizado, es decir, ni muy caliente, ni frío, y debes cocinarla a fuego medio.

Esto te asegura que las piezas se doren uniformemente, y además se cocinen por dentro sin quemarse, obteniendo el crujiente perfecto que deseas.

Ya no hay escusas para no disfrutar de un pescado empanizado en casa, solo debes complementar con arroz blanco y una ensalada. Así que ¡buen provecho!

Responses