Dolor pélvico en el embarazo

Fernando
Fernando
4 min read

Dolor pélvico en el embarazo ¿en qué fase aparece? Sentir dolor es algo muy común en la vida de una embarazada, ¿verdad? Durante los nueve meses parece que esos dolores cambian de lugar y pasan por diferentes partes del cuerpo de la gestante.

Una de las que genera más molestias y más dudas es el dolor pélvico en el embarazo.
Dolor pélvico en el embarazo – Mamas y Bebés – WebMediums

Ese dolor en la región de la cintura, entrepierna, cerca de la cadera, llega a momentos de ponerse insoportable, casi paralizante en algunas mujeres. Probablemente, si estás embarazada o has estado, has sufrido un poco con este tipo de dolores.

¿Por qué hay dolor pélvico en el embarazo?

Hay algunas razones que provocan este dolor durante el período de gestación. El primer traje es el propio aumento del útero, que aprieta los huesos de la región de la cintura, entrepierna y lumbar y genera ese dolor.

Eso puede ocurrir en cualquier época del embarazo, pero cuanto más grande es tu vientre, tu útero y el bebé ahí dentro, más grandes y más agudas son los dolores.

Normalmente empiezan a aparecer a partir del cuarto mes, que es cuando el útero crece demasiado y toma el lugar del abdomen.

Eso es porque además de apretar los huesos y las paredes que protegen la pelvis, el peso del bebé también influye y agrava ese dolor. Con ello, las mujeres embarazadas de bebés mayores, de mayor peso, o gemelos, sufren mucho más dolor pélvico que las embarazadas que tienen poco aumento de peso durante la gestación.

¿Cuáles son los factores de riesgo del dolor pélvico en el embarazo?

El hecho de estar embarazada ya es el principal factor de riesgo. Tu cuerpo va a tener que apretarse porque el útero tiene que crecer y un bebé se va a desarrollar ahí dentro. Con ello, el dolor en la región pélvica se producirá en la mayoría de los gestos, sin razón de más.

Sin embargo, hay algunos factores de riesgo que hacen que algunas mujeres tengan más probabilidades de sentir ese dolor pélvico durante el embarazo.

Consumo de alcohol, cigarrillos, drogas, enfermedades de transmisión sexual, inflamaciones, uso de medicamentos para la fertilidad, aborto en gestación previa, uso de DIU e incluso mayores de 35 años, son algunas de las posibilidades que pueden hacer que la gestante sienta más dolor durante ese período.

¿Cómo es el dolor pélvico en el embarazo y cuándo ocurre?

La zona de la pelvis es muy extensa. Tiene parte de la cintura, la ingle, la cadera. Y el dolor en esta región puede tener diferentes motivos.

En los primeros meses, el aumento del tamaño del útero es la principal causa de dolor pélvico. Sin embargo, pueden ocurrir otras con el paso del tiempo.

Al final del embarazo, por ejemplo, el cuerpo emite señales, libera hormonas y hace algunos cambios en el organismo de la mujer para facilitar el parto.

Eso puede generar dolor en las articulaciones, músculos e incluso en los huesos de la región. Con eso, es común que las mujeres sientan dolor en la ingle y en la región de la cuenca cuando el bebé está cerca de nacer.

El dolor pélvico que afecta a la parte lumbar, al final de la espalda, tiene mucho que ver con el peso que lleva la madre. Además, el crecimiento del bebé aprieta huesos importantes que aumentan aún más el dolor.

¿Cuáles son los consejos para evitar y tratar el dolor pélvico?

Es bueno recordar que, además del dolor, algunas mujeres también tienen otros síntomas, como desmayos, mareos, fiebre, secreción vaginal, dolor al orinar y limitación de movimientos por el dolor.

Lo ideal es que vayas a tu obstetra a menudo, le hagas los exámenes prenatales y le cuentes tus dolores y molestias.

Hay remedios, tratamientos y muchas actitudes que puedes tomar para acabar con ese dolor.

Tomar los medicamentos indicados por el médico

La mejor manera de reducir o detener el dolor pélvico en el embarazo, es ir al médico para que te guíe sobre cómo resolver este problema.

Él evaluará el motivo, descubrirá las causas e indicará un tratamiento que puede implicar medicamentos permitidos en la gestación, alargamientos o cambios postural, que, por sí solos o en conjunto, resolverán su situación en ese momento.

No cargue peso

Ya carga algunos kilos de más todos los días, en todo momento, sin descansar ni un segundo; por lo que no debe intentar cargar aún más. Esto generará dolor e incomodidad.

La embarazada necesita descanso y cuidados especiales. Así que pídele a tu marido, novio, hermana, madre, en fin, a cualquiera que esté cerca el hacer ese trabajo pesado.

This post is also available in english
Pelvic pain in pregnancy
+0
Go to the profile of Fernando

Fernando

Member since 12 months

Zootecnista, 5 años de experiencia veterinaria. Co-fundador de Webmediums, gestor ambiental y un apasionado por la vida #CoachEspiritual #SEO #LIVE #ElefectoFer

Go to Mamas y Bebés

Mamas y Bebés

Publication start 12 months

La información que necesitas sobre el embarazo y la maternidad, desde cómo quedar embarazada hasta la crianza de niños en edad preescolar.

Responses