Semana 12 de embarazo

Fernando
Fernando
5 min read

Las 12 semanas de embarazo están programadas para el final del primer trimestre. Durante el período, El cuerpo de la mujer sigue experimentando numerosas transformaciones y es posible que ya se haya acostumbrado a la mayor parte de ellas.

¡Para muchas futuras mamás, llegar a esa etapa es motivo de celebración! Después de todo, es el momento en que te sentirás más dispuesta y te darás cuenta de que la acidez y el mareo ya se están quedando atrás.

Semana 12 de embarazo – Mamas y Bebés – WebMediums

Una visión general de la semana 12 de embarazo

Al terminar las 12 semanas de embarazo, un período conocido como el tercer mes, es probable que notes algunos cambios corporales. Lo primero es un ligero sobresaliente que empieza a formarse en la región abdominal.

Aquí es donde tus viejos pantalones se vuelven más ajustados y tendrás que recurrir a los modelos más grandes. Estos son los primeros signos de que su cuerpo se está adaptando al crecimiento del feto.

También hay otros efectos que atraerán su atención: los senos tienden a aumentar, se vuelven más sensibles y menos doloridos. Esto se parece mucho a los días previos a la menstruación, también llamados estrés premenstrual (TPM).

En cuanto a los senos, sus pezones se volverán más gruesos y oscuros, lo cual es muy común debido a los cambios hormonales. La parte buena es que los temidos mareos, náuseas y las frecuentes idas al baño finalmente empezarán a disminuir.

Con la llegada de ese ciclo, sólo hay razones para celebrar: el riesgo de aborto espontáneo cae drásticamente y el apetito volverá con todo, como una señal de que su bebé está creciendo y necesita muchos nutrientes para mantenerse saludable.

Además, también puede suceder:

· Aparición de acné

· Cabello y pieles más grasientos

· Aumento del flujo vaginal

· Realización de las primeras pruebas de laboratorio, así como una ecografía y el denominado cribado bioquímico, si el médico lo solicita.

· Indicación de la prueba de translucencia nucal, además de la búsqueda de otros marcadores para el cribado de síndromes cromosomiales, como el síndrome de Down.

El crecimiento del bebé en la semana 12 de embarazo

Además de su cuerpo, hay otros cambios muy significativos en ese ciclo: los que le suceden al bebé. Al llegar en el tercer mes, la placenta, aunque pequeña, estará formada y su futuro heredero tendrá cerca de 14 g, el equivalente al tamaño de un limón.

También podrá abrir la boca, tragar, bostezar y mover los brazos. Todas estas funciones son esenciales para estimular el crecimiento de los órganos internos. Cuando haga el ultrasonido del primer trimestre, también podrá oír los latidos de su hijo.

Otra característica muy conocida de ese período es el alargamiento de los dedos de los pies y de las manos, que se separan, y las uñas comienzan a dar sus primeros signos.

Con la placenta ya formada, este espacio servirá como una especie de piscina, donde el bebé estará en posición fetal y podrá recibir ciertos estímulos de su madre, además de mover los dedos, abrir y cerrar la boca y tragar la sustancia amniótica.

Al final de la semana pasada, los sistemas más importantes del cuerpo ya se habrán formado y, en consecuencia, el bebé se doblará de tamaño.

Aunque los órganos sexuales-ovarios o testículos - ya se han formado dentro del cuerpo, no será posible identificar si el feto es niño o niña. Eso es porque los genitales aún no se desarrollaron completamente.

A continuación, enumeramos los grandes cambios que pueden ocurrir durante el desarrollo de su bebé:

· El cerebro sigue creciendo y evolucionando.

· El pelo y las uñas empiezan a dar sus primeros signos.

· Los huesos se vuelven más rígidos.

· Se desarrollan las cuerdas vocales.

· El sistema digestivo evoluciona, absorbiendo azúcar.

· Su corazón está completo y funcionando normalmente-su actividad es fundamental para bombear la sangre a otras partes del cuerpo.

Pon en práctica estos consejos para pasar por esta etapa con tranquilidad. No faltan razones para celebrar las 12 semanas de embarazo. Ahora que ya sabes lo que le pasa a tu cuerpo y al del bebé, pon en práctica algunos consejos valiosos para pasar por esa fase con más tranquilidad y bienestar.

Ten cuidado con la alimentación en la semana 12 de embarazo

Cuando tus nauseas desaparezcan, notarás un aumento significativo en el apetito. ¡Pero ten cuidado! Nada de salir por ahí comiendo el doble, eso puede dañar su peso y su disposición.

Lo ideal es seguir una alimentación equilibrada, rica en proteínas (carne, pescado y pollo), vitaminas y minerales (frutas), fibras (verduras y frutas) y calcio (lácteos).

Juntos, estos componentes son fundamentales para que su hijo se desarrolle con salud. Si estás encontrando dificultades para controlar lo que comes, la recomendación es buscar seguimiento con un especialista en el tema: el nutricionista.

Evite las bebidas azucaradas

¿Sabías que el consumo de bebidas azucaradas artificialmente después de la semana 12 de embarazo colabora en la aparición de complicaciones de salud para el bebé, como la obesidad infantil? Este es el caso de las personas que consumen refrescos y jugos de frutas industrializados y concentrados.

En lugar de optar por estos productos nocivos, prefiere hidratar el cuerpo bebiendo mucha agua o agua de coco. Con este cuidado, evitarás una serie de complicaciones para tu hijo en camino.

Responses