Consejos para un corazón saludable

Fernando
Fernando
3 min de lectura

Si finalmente decide llevar un estilo de vida saludable, comience, en primer lugar, con una revisión de su dieta.

La selección incorrecta de productos puede afectar negativamente su corazón, peso y salud en general.

Consejos para un corazón saludable – Bienestar y Salud – WebMediums

Basta con ajustar un poco su dieta, agregar alimentos saludables y eliminar los dañinos.

Usted puede reducir el riesgo de enfermedades, fortalecer el sistema cardiovascular y todo el cuerpo.

Existe una gran cantidad de información errónea acerca de qué productos son buenos o no para el corazón, por lo que puede sorprenderse de que no necesite frutas exóticas, nueces importadas o suplementos costosos. Al tomar la decisión correcta para el corazón en casa, en el supermercado y en su restaurante favorito, puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Cómo fortalecer la dieta cardíaca: 4 consejos

1. Comer más frutas y verduras

Las verduras y frutas frescas de todos los tipos y colores deben ser fundamentales para su dieta.

Estos productos naturales son muy útiles, ya que son ricos en fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes que fortalecen el corazón y los vasos sanguíneos, y también contienen pocas calorías, lo que puede contribuir a la pérdida de peso.

Frescas, congeladas, secas, enlatadas (pero sin usar azúcar y jarabes, y también sin sal): todas las frutas y verduras son buenas para usted. Estos son frutas cítricas (naranjas, duraznos, albaricoques frescos y secos), plátanos, todo tipo de repollo, pimientos, remolachas, acelgas, tomates, aguacates, apio, papas en "uniformes", bayas - fresas, grosellas, arándanos, frambuesas, etc.

2. Los jugos de la tienda no podrán reemplazar las verduras y frutas frescas

Además, los jugos de la tienda contienen grandes cantidades de azúcar. Si le gustan los jugos, cocínelos inmediatamente antes de usarlos (jugos de frutas y vegetales recién exprimidos).

Consejos para un corazón saludable – Bienestar y Salud – WebMediums

3. Controlar la ingesta diaria de sodio

El cuerpo necesita cloruro de sodio (sal), pero en cantidades mucho más pequeñas de lo que normalmente comemos.

Para prevenir la presión arterial alta y las enfermedades del corazón, el sodio debe consumirse no más de 1,500 miligramos por día por día (esto es aproximadamente 3.5 a 4 g de sal, es decir, menos de una cucharadita).

Tenga en cuenta que el sodio no solo proviene del salero, sino que está contenido en alimentos procesados, verduras congeladas y enlatadas, condimentos (por ejemplo, salsa de salsa de tomate y soja), delicias de carne (por ejemplo, salchichas y salami), queso y requesón, pan etc.

4. No te olvides del azúcar añadido

La mayoría sabe que los dulces no son alimentos muy saludables.

Al mismo tiempo, las personas asocian el consumo de azúcar con el desarrollo de la diabetes, pero pocos entienden que este carbohidrato desempeña el mismo papel en las enfermedades del corazón que las grasas saturadas.

Un estudio publicado en el Journal of American Medical Association encontró que las personas que consumían más carbohidratos rápidos tenían niveles más bajos de colesterol bueno HDL y niveles más altos de triglicéridos, marcadores de un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

La American Heart Association recomienda que las mujeres consuman no más de 6 cucharaditas de azúcar agregada (aproximadamente 100 calorías) por día y no más de 9 cucharaditas para hombres (150 calorías).

Pero solo en una lata de Coca-Cola contiene aproximadamente 130 calorías u ocho cucharaditas de azúcar.

Responses