Bebés recién nacidos

Fernando
Fernando
9 min read

Los bebés recién nacidos hacen parte de los momentos más bellos presenciados por el hombre. En este artículo hablaremos sobre la importancia de cuidarlos de las temperaturas altas, y daremos unas recomendaciones al momento de viajar con bebés recién nacidos.

Bebés recién nacidos – Mamas y Bebés – WebMediums

Toma nota de lo que hablaremos a continuación, usamos los consejos de pediatras expertos en el área y lo resumimos cortamente para mantener a tu nuevo hijo o hija, a salvo de las temperaturas fuertes.

¿Cómo cuidar al bebé recién nacido en verano?

Los días calurosos del verano pueden convertirse en una preocupación extra para las mamás, especialmente las primerizas. Después de todo, en las primeras semanas del nuevo miembro de la familia en casa ya hay muchas novedades y desafíos. Y el calor trae más dudas. ¿Cómo cuidar al recién nacido a altas temperaturas? ¿Y cómo protegerle de las picaduras de mosquitos e insectos?

A continuación, te presentamos algunos consejos esenciales para cuidar al recién nacido en verano:

Cuidado con la hidratación de un bebé

Los recién nacidos se deshidratan fácilmente. Por lo tanto, en los días más calurosos es importante tener una atención especial con la hidratación de los pequeños.

Altas temperaturas y ambientes con poca circulación de aire pueden hacer que los bebés suden más y pierdan más líquidos, lo que puede llevar a la deshidratación.

Boca seca, orina oscura y menor frecuencia de orina indican que el bebé está deshidratado. Los niños que maman en el pecho raramente se deshidratan con el calor, pero es bueno estar atentos a esos signos, ya que la deshidratación es muy peligrosa para los recién nacidos.

Bebés recién nacidos – Mamas y Bebés – WebMediums

Hidratación durante la lactancia materna

En el caso de los bebés que se alimentan únicamente por medio de la leche materna— indicado hasta los seis meses de vida —, la recomendación es reducir el intervalo entre las mamadas.

¡Los recién nacidos que sólo maman en el pecho no necesitan tomar agua! En los primeros minutos de la mamada, la leche es rica en agua precisamente para combatir la sed del bebé.

En cambio, las mamás necesitan tomar más líquidos para atender las necesidades del pequeño y evitar deshidratarse.

Hidratación para los bebés que utilizan fórmulas

Si el bebé se alimenta de fórmulas (leche artificial), hable con su pediatra sobre la necesidad de darle agua, especialmente en los días más cálidos. Algunos médicos sostienen que el agua utilizada para preparar estas leches ya es suficiente.

Otros, sin embargo, aconsejan darle un poco de agua extra al bebé, ya que las fórmulas contienen sodio.

Cuidado al exponer al recién nacido al sol

El sol es importante para la síntesis de vitamina D, pero hay que prestar especial atención a la exposición del bebé.

En general, la recomendación es que los baños de sol se den a partir de los 15 días de vida y sólo durante 30 minutos a la semana, en los horarios con menor emisión de rayos ultravioletas — antes de las 10 de la mañana y después de las 16 horas.

Si el bebé sale al sol, use sombreros y viseras para proteger su piel y sus ojos, que también son muy sensibles a la luz.

Cuidado con el uso de protector solar

Los bebés menores de seis meses no pueden usar protector solar. Eso es porque su piel es muy sensible y absorbe con facilidad el producto. Como el organismo del niño es todavía inmaduro, su sistema excretor no puede eliminar los residuos del protector, lo que causa intoxicación.

Después de los seis meses, la estructura de la piel del bebé ya es similar a la de un adulto y puede usar el producto con seguridad. La recomendación es usar protectores que tengan un factor de al menos 15.

Bebés recién nacidos – Mamas y Bebés – WebMediums

Cuidado con el uso de repelentes

En tiempos de dengue, zika y chikungunya es común que los padres estén más preocupados para proteger al recién nacido de las picaduras de mosquitos y otros insectos. Sin embargo, al igual que el protector solar, los repelentes no pueden usarse en bebés de menos de seis meses de vida.

La opción para proteger al pequeño es usar mosquiteros en la cuna y lienzos en las ventanas para evitar la entrada de los mosquitos y otros insectos.

El uso de repelentes eléctricos no es un consenso entre los médicos. Así que antes de poner uno en la habitación del bebé, habla con el pediatra.

Repelentes para bebés mayores de seis meses

Después de los seis meses, los bebés pueden usar repelentes, pero con moderación. También hay que vigilar el tipo y la concentración de la sustancia que contiene el producto.

Se pueden utilizar repelentes con DEET e icaridina a una concentración del 10%, ya que en la concentración del 20% son tóxicos para los niños pequeños.

Lo mejor es hablar primero con el pediatra para que indique el mejor repelente y la concentración correcta para la edad de su bebé.

Cuidado con el aire acondicionado

En ciudades más cálidas, el uso del aire acondicionado es común incluso en las residencias. Sin embargo, cuando hay un recién nacido en casa, el celo por la limpieza del aparato debe redoblarse.

El sistema respiratorio del bebé aún se está adaptando y todo tipo de polvo o partículas pueden irritar sus vías respiratorias, causando alergias, rinitis, bronquitis y otras enfermedades respiratorias.

Mantenga la temperatura agradable, entre 23 y 24 grados, y evite exponer al bebé a cambios bruscos de temperatura. Si sale de repente del frío al calor del día, sufrirá un shock térmico que podría causar un resfriado.

Importancia del baño de sol para los recién nacidos

Una rutina placentera y saludable en la vida de la nueva mamá es la del baño de sol en el recién nacido.

La práctica garantiza el placer de estar dando al bebé momentos de descubrimientos al aire libre y mejorando su salud, por favorecer todos los beneficios que los rayos solares pueden causar.

El sol estimula la producción de vitamina D, que ya se considera Pro hormonal para muchos médicos y, cuando es óptimo, presenta numerosas ventajas, como: desarrollo y fortalecimiento de los huesos y prevención de la diabetes, ictericia, depresión, enfermedad cardiovascular, etc.

Sin embargo, hay que seguir algunos consejos para que el bebé sea expuesto de la manera adecuada y no dañe su piel aún sensible.

A continuación, te presentamos los más importantes:

Baño de sol en recién nacidos y su importancia

No pretendemos que tu hijo nunca salga de casa. La vitamina D, también llamada colecalciferol, se considera una hormona esteroidea y tiene una importante función de regular la homeostasis en nuestro organismo.

En los últimos años se han realizado muchos estudios sobre esta vitamina, cuya deficiencia se considera un problema de salud pública mundial.

Aunque la vitamina D se encuentra en varios alimentos y sus nutrientes puede ser pasada por la madre durante la lactancia, se encuentra en pequeñas cantidades en la leche materna.

Es a través de la exposición solar directa la forma más eficaz de conseguir que cualquiera aumente los niveles de vitamina D.

El sol es muy importante para todos, pero para el recién nacido tiene las ventajas de:

· Ayudar al crecimiento saludable de los huesos y los dientes.

· Aumentar la absorción de fósforo y calcio.

· Evitar el raquitismo y, por tanto, el retardo en el crecimiento y deformidades óseas.

· Disminución de la bilirrubina, sustancia que, cuando se supera, causa ictericia.

· Aumentar la inmunidad y combatir la gripe, el resfriado y las enfermedades autoinmunes.

· Disminuir la predisposición a desarrollar depresión.

· Reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares a lo largo de toda la vida.

· Aumentar la producción de renina, lo que previene la diabetes.

· Ayudar al desarrollo cognitivo con un cerebro sano.

· Ayuda en la prevención del cáncer.

Una vez que el bebé llegue de la maternidad, si no hay restricción médica, ya puede empezar con su baño solar, lo que, como usted ha visto, hará muy bien para la salud del recién nacido.

Basta con que el responsable siga las siguientes recomendaciones:
Bebés recién nacidos – Mamas y Bebés – WebMediums

Algunos cuidados al recién nacido tomar el sol

Es normal que surjan temores y dudas si la exposición del bebé tan joven al sol no podría dañarlo de alguna manera.

Algunos padres, por no informarse bien, acaban limitando demasiado al niño e impidiendo disfrutar de los beneficios que algunos minutos de exposición al sol podrían aportar.

Vigila el horario de exposición

El tiempo recomendado es de 5 a 10 minutos diarios. Sin embargo, el niño no puede estar expuesto en ningún momento: su piel sigue siendo frágil y hay que evitar las quemaduras y el desarrollo de un cáncer de piel.

Los horarios más apropiados son antes de las 9: 00 de la mañana o después de las 5: 00, porque el sol no está tan fuerte ni emitiendo tantos rayos ultravioletas. Entre las 11: 00 y las 15: 00 horas, la radiación UVB puede ser perjudicial no solo para los niños, sino también para los adultos.

No use protector solar

El filtro solar sólo es recomendado por algunos pediatras a partir de los 6 meses de edad. Por lo tanto, los recién nacidos no deben usarlo por ahora.

El no uso aumenta aún la absorción del sol y, por tanto, la producción de vitamina D. Como el tiempo de exposición será escaso, no hay que preocuparse por las quemaduras, pero siga los horarios adecuados.

Ten en cuenta el clima

El tiempo puede ser muy diferente de una región a otra. Así que, además de seguir el mejor horario, hay que vigilar cómo está el clima.

Regiones con temperatura más baja, aunque tengan sol en parte del día, pueden tener vientos fríos que dañan la salud del recién nacido, causando resfriados y resfriados.

Protege la cabeza del bebé

Especialmente en regiones con sol intenso, se recomienda proteger la cara del bebé. La cara y la cabeza, por ser más sensibles, aún no deben tomar el sol directo.

La claridad también puede molestar al bebé, que puede tener dificultades para abrir los ojos y ver.

Prefiera la exposición directa

La absorción es más eficaz si el recién nacido se expone directamente al sol que recibir los rayos a través de un vidrio.

Dé preferencia a lugares abiertos, amplios y con pocas personas cercanas, porque, debido a que aún no ha tomado todas las vacunas, no es inmune a diversas enfermedades, virus e infecciones.

Quitar el exceso de ropa

Por la misma razón explicada arriba, cubrir a todo el bebé con ropa no es tan efectivo para él absorber los rayos solares. A menos que viva en un lugar de clima frío, retire lo que esté en exceso.

Eso también evita que el bebé sienta mucho calor cuando está tomando el sol.

This post is also available in english
Newborn babies
+0
Go to the profile of Fernando

Fernando

Member since 7 months

Zootecnista, 5 años de experiencia veterinaria. Co-fundador de Webmediums, gestor ambiental y un apasionado por la vida #CoachEspiritual #SEO #LIVE #ElefectoFer

Go to Mamas y Bebés

Mamas y Bebés

Publication start 7 months

La información que necesitas sobre el embarazo y la maternidad, desde cómo quedar embarazada hasta la crianza de niños en edad preescolar.

Responses