¿Cuáles son las enfermedades gástricas más comunes?

Alejandro Figuera
7 min read

Las enfermedades gástricas, son trastornos que afectan a nuestro sistema digestivo, el cual tiene la importante tarea de llevar los alimentos desde la boca hasta el estómago, y luego de su procesamiento interno, él mismo se encarga de excretar los residuos que no aportan nada a nuestro cuerpo.

Conociendo la relevancia que tiene en nuestro día a día este sistema, es muy importante conocer de qué forma pueden verse afectados los órganos que lo componen.

Es posible que te sorprendas al saber que no solo los virus, bacterias y parásitos son los culpables de las enfermedades gástricas, sino también los propios alimentos y fármacos.

¿Cuáles son las enfermedades gástricas más comunes? – Bienestar y Salud

Enfermedades gastricas comunes

Diarrea

La diarrea, es un síntoma de una infección que se manifiesta comúnmente cuando comemos alimentos en mal estado, bebemos agua contaminada, nos intoxicamos con antibióticos, o consumimos productos lácteos siendo intolerantes a ellos.

Este síntoma se identifica cuando una persona defeca con más frecuencia de lo normal en un lapso de 24 horas. El tipo de residuos que una persona con diarrea expulsa pueden ser blandos, semilíquidos o líquidos.

Entre los factores que se asocian con la diarrea se pueden encontrar el dolor abdominal, cólico, náusea, vómito, debilidad, malestar general e incluso puede disminuir el apetito. El riesgo más grande que puede representar este síntoma, es el de la deshidratación.

Ten en cuenta que este síntoma puede ser ocasionado por hongos, bacterias, virus e incluso parásitos. Es entonces, cuando debe importarte quienes son los agentes que los ayudan a llegar hasta ti, para así disminuir lo más que se pueda la probabilidad de contraer la diarrea.

No está de más decir que, es necesario lavarse las manos siempre que se pueda, sobre todo antes de preparar alimentos y consumirlos. Pero así como lo debemos aplicar en un antes, tenemos que aplicarlo de igual forma en un después de: ir al baño, regresar de la calle, cambiar pañales, entre otras situaciones que tengan que ver con el contacto físico.

Gastritis

La gastritis, se trata de una patología a la que podemos referirnos como una inflamación de la zona mucosa del aparato gástrico. Se divide en dos tipos, la primera es aguda y la segunda crónica, la diferencia más notable entre las dos, es su tiempo de duración.

Este trastorno puede presentarse de diferentes formas y contraerse por distintas razones. Lo único que tienen en común estas formas, es que en todas se presenta irritación y un daño a las células del revestimiento de la mucosa gástrica.

Entre las enfermedades gástricas, esta es una de las más comunes, sobre todo en su forma aguda, la cual puede ser adquirida debido al uso frecuente de altas dosis de algunos tipos de medicamentos para el dolor, como los antiinflamatorios no esteroides.

Pero, a su vez: el estrés, la costumbre de fumar, un consumo excesivo de alcohol, comida picante, café, intoxicaciones alimentarias y otro tipo de medicamentos como los corticoesteroides o los citotóxicos, pueden ser la causa de una gastritis aguda.

Gastritis Crónica

Si hablamos de la gastritis crónica, es un poco más complicado, ya que se divide en tres tipos: A (autoinmunes), B (bacterianas) y C (químicas).

El tipo A, es el menos común, actúa como un sistema de autodestrucción, debido a la formación de anticuerpos pertenecientes al organismo que busca atacar a los tejidos del cuerpo, este método proviene del sistema inmunitario, ya que piensan que son agentes extraños. Afecta especialmente al cuerpo gástrico, que es la parte principal del estómago. Si permanece demasiado tiempo, puede llegar a provocar tumores carcinoides.

El tipo B, se manifiesta debido a infecciones bacterianas, y es el causante de la inflamación bacteriana en la mucosa gástrica. Mientras más edad se tenga, este tipo de gastritis tendrá un mayor efecto en el estómago, se puede considerar como la gastritis de tipo crónico más común.

El tipo C, perjudica la mucosa en la zona del píloro (válvula por la que pasan los alimentos desde el estómago hasta el intestino delgado, después de la digestión), los componentes dañinos de la gastritis tipo C, son la bilis, el reflujo gastroduodenal, el consumo excesivo del alcohol y analgésicos como el ácido acetilsalicílico.

No hay mejor consejo para prevenir la gastritis que adoptar una dieta que cuide el estomago, se deben evitar bebidas y alimentos que este órgano, en tu caso, no tolere, y no debes hacerlo únicamente cuando estés sufriendo alguna forma de gastritis, sino antes.

Apendicitis

La inflamación del apéndice (apendicitis), específicamente se trata de una inflamación en el apéndice cecal o vermiforme, y es una de las enfermedades gástricas más comunes entre los jóvenes.

Este ataque al apéndice puede llegar por parte de cuerpos desconocidos que lo obstruyen o debido a enfermedades inflamatorias del intestino como la enfermedad de Crohn. Entre los síntomas más comunes están el dolor en la región inferior del abdomen, náuseas, malestar intenso y vómitos.

¿Cuáles son las enfermedades gástricas más comunes? – Bienestar y Salud

La manera en la que este problema es detectado es muy sencilla, un médico encargado de hacer el diagnostico puede simplemente palpar el abdomen en zonas específicas de dolor para determinar sí, en efecto, hay alguna obstrucción en el apéndice. En caso de dudas, se realiza una ecografía.

Para evitar una complicación con la apendicitis, es sumamente importante que se trate rápidamente, el tratamiento se basa en la extirpación quirúrgica del mismo.

Gastroenteritis

Gastroenteritis, es el nombre que se le da a la inflamación del estómago e intestino, este trastorno viene acompañado de diarrea y vómitos. Se manifiesta debido a una infección, que puede provenir del consumo de un alimento descompuesto o por un estado prolongado de estrés.

Los síntomas de este trastorno aparecen de manera inesperada y sus causas suelen ser los norovirus (adultos) y los rotavirus (niños). Las molestias más comunes son: diarrea, dolor abdominal, náuseas, vómitos y fiebre.

La intensidad de los síntomas, puede variar entre leves e intensas; se transmite la mayoría de las veces a través de una infección por contacto.

Los agentes infecciosos se adueñan de un objeto o superficie, cuando no se cumplen los patrones de higiene básicos, estos agentes pueden llegar a la boca de alguna persona mediante las manos, luego cumple su recorrido hasta llegar al estómago e intestino, en donde se materializa el contagio por transmisión fecal-oral.

¿Cuáles son las enfermedades gástricas más comunes? – Bienestar y Salud

Comúnmente en países tercermundistas, en los que las malas condiciones higiénicas predominan, los agentes contagiosos de la gastroenteritis también se transmiten por el agua potable o alimentos contaminados con sus gérmenes.

Para prevenir este trastorno gástrico, simplemente hay que mantener unos buenos hábitos de higiene, como lavarse las manos correctamente, todas las veces que se pueda al día.

La gastroenteritis, es también conocida como gripe estomacal, algo a tener en cuenta, es que a pesar de que haya adoptado ese apodo, no tiene nada que ver con una infección gripal.

Consejos para evitar las enfermedades gástricas

  • Lavarse las manos con agua y con jabón antes de preparar cualquier alimento, después de llegar de la calle, de haber agarrado algún objeto del suelo o cualquier otra situación parecida.
  • Evitar comer todo tipo de carne cruda, debido a que mantienen en gran parte los agentes contagiosos.
  • Optar por comida rápida suele ser una buena opción, dependiendo del momento, pero lo mejor es no comer en puestos ambulantes, al menos que conozcas completamente cómo manipulan los alimentos.
  • Revisar la fecha de caducidad de los productos enlatados y envasados.
  • Mantener el entorno en donde se vayan a preparar alimentos completamente limpio.
  • A pesar de que comer frutas y verduras es lo mejor que puedes obsequiarle a tu cuerpo, puedes hacer que lo llegue a lamentar si no las lavas correctamente.


Responses